Especial

Donald Trump no es precisamente el tipo de persona que pase el día corriendo entre margaritas y oyendo cantar a los pájaros, lo sabemos, aunque tampoco tiene muchas actitudes propias de uno de los presidentes más poderosos del mundo, en realidad, el mandatario tiene más hábitos dañinos para la salud que la mayoría de nosotros y creencias tan cuadradas y extrañas que bien podrían parecer de nuestros bisabuelos.

La información sobre lo que hace en el día el señor presidente corre a cargo de una investigación por parte de un grupo de periodistas de diferentes medios como Fox Business y The New York Times. Para empezar, el mandatario lleva desde hace muchos años durmiendo máximo 6 horas al día, no hace ejercicio, el único deporte que practica es el golf y cree firmemente que cada persona tiene genéticamente cierta cantidad de energía para gastar y debe racionarla, así que los deportes harían que perdiera mucho de lo que puede usar en otra cosa. 

Resultado de imagen para donald trump golf
Especial
También te puede interesar:4 Razones que explican la triste vida de Melania Trump

Lo primero que hace al levantarse es prender la televisión mira “Morning Joe” a Joe Scarboroug, CNN y Fox, de hecho, sus asesores ya saben de qué humor se va a levantar según lo que Donald haya visto por la mañana mientras estaba en cama, después de ahí, el hombre sigue su agenda según los compromisos del día y en ese tiempo llega a tomar hasta unos 4 litros de Coca Cola de dieta, que vendrían siendo unas 11 tazas de café, algo nada saludable para nadie, seas o no presidente.

El día de Trump termina al rededor de las 6 de la tarde con una cena informal en la Casa Blanca, que la mayoría de las veces incluye un filete a la parrilla, tocino, ensalada roquefort y jugo de carne, la bebida puede variar según lo que se le antoje, aunque eso sí, jamás será alcohol porque el señor nunca ha bebido una sola gota de este en toda su vida y tampoco fuma (algo que sí hay que reconocerle). De postre, al presidente le gusta todo lo que sea exageradamente dulce, muchos pasteles, helados y tartas. Después de la cena, Donald se vuelve a postrar un rato a mirar en la tele las mismas cadenas que en la mañana y a la media noche ya está listo para dormir y comenzar la rutina de nuevo horas más tarde.

Resultado de imagen para donald trump dinner
Especial
También te puede interesar:Es hijo de inmigrantes mexicanos pero asegura que su verdadero padre es Donald Trump

Al final, el Presidente de los Estados Unidos no está muy lejos de llevar la misma mala dieta y los mismos malos hábitos de la mayoría de los norteamericanos que están bajo su mandato.