Imagen: [email protected] Viral Press

En el mundo del espiritismo y el entretenimiento existen diferentes personajes que son capaces, según ellos, de hacer exorcismos, sentir espíritus y curar a los enfermos pero en ocasiones sus actos llegan a los extremos o al menos eso pasó en Tailandia cuando un curandero de 25 años murió por intentar demostrar que era inmortal.

También te puede interesar: En África queman a siete personas vivas por practicar brujería

¡Ups, no le salió!

En muchas ocasiones, los curanderos y practicantes de la santería realizan diferentes actos para generar en las personas la ilusión de que ellos pueden acercarse a lo sobre humano y así lograr tener más seguidores pero al hacerlo no piensan en las consecuencias que podrían traer sus espectáculos.

Imagen: YouTube @Viral Press.

Theprit Palee era un famoso chamán de Tailandia reconocido por sus sorprendentes rituales para ponerse en contacto con los espíritus del más allá. Alrededor de 6 años estuvo mostrando su “fuerza e inmortalidad” con un acto que consistía en atravesarse una espada en el pecho y cuando el arma tocaba su cuerpo, ésta se doblaba dejando a todos los espectadores anonadados; pero en su última presentación en la provincia de Chiang Mai, al noroeste de ese país, algo salió mal y terminó apuñalándose el corazón en frente de la audiencia.

También te puede interesar: ¡Brujas de todo el mundo lanzan hechizo contra Donald Trump!

Actos peligrosos

En diferentes ocasiones hemos visto en videos los peligrosos rituales que los curanderos y chamanes suelen hacer en sus presentaciones, por ejemplo, en Brasil, Colombia y Venezuela existen diferentes tribus que practican ritos para exorcizar a las personas o entrar en contacto con los demonios que acechan a las comunidades. 

En varias ocasiones por jugar con fuego o con cuchillos, los participantes o curanderos terminan severamente lastimados pero los testigos siempre dicen que esto se debe a que luchan contra lo paranormal, así que nadie los ayuda porque están seguros de que se repondrán pronto, aunque eso no suceda.

Imagen: YouTube @Oyanel9

La moraleja: Engañar a la gente nunca está bien y no tener cuidado si pones tu vida en peligro es aún peor.