Los expertos y autoridades consideran que una nalgada puede ser tan dañina como cualquier otro tipo de maltrato, además abren la puerta a la violencia infantil. 

La nalgada es una reprimenda bastante común que muchas de las madres mexicanas han aplicado desde hace varios años y hasta hace algún tiempo era vista como un castigo inofensivo y efectivo para corregir el mal comportamiento de los niños, sin embargo; las cosas han cambiado, pues en Coahuila existe una legislación que prohíbe esta práctica.

La “Ley del Sistema Estatal para la Garantía de los Derechos Humanos de Niños y Niñas” ha prohibido esta medida disciplinaria desde 2014, pero el debate sobre esta ha cobrado fuerza ahora debido a que el tema se viralizó en redes sociales. 

Especial/Ilustrativa

También te puede interesar: ¿Nos dirigimos hacia la autodestrucción? El aumento de la violencia en México es algo serio

Ley del Sistema Estatal para la Garantía de los Derechos Humanos de Niños y Niñas establece en su artículo 4 numeral XVIII que las personas que desempeñan la patria protestad de un menor de edad deben educarlo de manera conveniente y tienen la facultad de corregirlo de forma prudente y moderada, pero en ningún caso esta facultad implicará alguna forma de maltrato.

También te puede interesar: Esta mujer entregó a su hijo con la policía… ¡Porque ya no quiere mantenerlo! (+VIDEO)

Además, ya existe  un movimiento a nivel nacional que es un compromiso por parte de todos los gobernadores para promover la erradicación del castigo corporal y hay comisiones encargadas de prevenir todo tipo de maltrato contra niños, niñas y adolescentes basada en el modelo internacional contra la violencia. 

Especial/Ilustrativa

Existen 7 comisiones en total que tratan diferentes campos relacionados con la normatividad, la parentalidad, ciudades seguras, entre otros y están basados en un modelo llamado Inspire, el cual es internacional y solicita a todos los países que el castigo corporal no sea nunca más una forma de educar.

Cabe destacar que esta legislación podría ayudar a disminuir el indice de violencia en nuestro país, de acuerdo con la Procuraduría para niños, niñas y la familia del 100 por ciento de denuncias que recibe, en el 83 por ciento de los casos el agresor es un integrante de la familia. 

Sin duda, un tema de debate, ¿estás de acuerdo?