Especial

México es uno de los países que no permite la eutanasia, la muerte asistida no es opción aquí, no importa lo mucho que sufras a causa de una enfermedad la ley no ha avanzado al grado de codearse con países primermundistas en este tema y eso lo sabía bien este hombre.

Agustín tenía 72 años y también Alzheimer, sabía que no quería vivir así y no encontró otra opción más que el suicidio, así que se disparó en la cabeza con un revólver de 38 milímetros marca Taurus cerca de una estación de la policía en la Colonia Unidad Habitacional Nonoalco Tlatelolco, en la delegación Cuauhtémoc.

También te puede interesar:No soportó el dolor y se suicidó después de que la policía sacrificó a su perro

El hombre sabía perfectamente qué pasaría luego de su suicidio así que dejó una carta que le hizo un nudo en la garganta a más de uno, en ella detallaba lo que quería que hicieran las autoridades, como avisarle a su esposa sobre su muerte, y también pedía que el trámite para entregar su cuerpo fuera lo menos tardado posible, también explicaba el porqué de su decisión y el haberse quitado la vida tan cerca de la policía.

Especial

“Les pido una disculpa por suicidarme junto a la Estación de Policía, pero quise hacerlo cerca de sus cámaras para que no se culpe a nadie de mi muerte, para que le entreguen pronto mi cuerpo a mi mujer y para que me dispensen la autopsia, si eso fuera posible (…) Me suicido por el rápido deterioro que estoy teniendo en mi salud mental, ya que estoy empezando a perder la memoria y no quiero vivir con Alzheimer. Por favor les pido que alguien de ustedes le avise lo antes posible a mi mujer, para que ella, o la funeraria que ella contrate, que seguramente será la que está en Flores Magón, reclame mi cuerpo y le dé cremación o sepultura (…) Perdón por este mal rato, pero ya ven que en este país la ley no contempla la muerte asistida. Les doy las gracias a todas las autoridades por la orientación que le puedan dar a mi mujer para que reclame mi cuerpo, porque en este caso no tiene nadie que le pueda brindar apoyo.”, decía la desgarradora nota.

También te puede interesar:¿Puedo darle un abrazo? La pregunta que salvó a una mujer del suicidio (+VIDEO)

A decir de las autoridades, las cosas sucedieron casi igual a como el hombre pidió (o predijo), su esposa identificó el cuerpo y a pesar de la enorme tristeza, reconoció que Agustín ya había manifestado varias veces sus intenciones de suicidarse luego de comenzar a sufrir los estragos de su enfermedad.