Vivir con autismo es un tema dificil, se debe tener cuidados especiales, sin embargo, eso no limita la autosuficiencia de las personas con esta condición como Ben Carter.

Ben Carter es un chico de 14 años, residente de Devon, Reino Unido que sufre de autismo severo, desde que Ben tenía 2 años, sólo bebe líquidos en una taza especial que lo ha acompañado desde entonces, en realidad lo que hace especial a su taza es la tapa con chupón, que es hecha por Tommee Tippee, un fabricante de plásticos de Reino Unido.

Esta es la taza de Ben
También te puede interesar: ¿Por qué las princesas de Disney influyen en niños y niñas por igual?

Pero en uno de esos días malos, la tapa de la taza de Ben, sin más, se rompió, lo más lógico era ir al supermercado y comprar otra pero ¡oh sorpresa! El fabricante dejó de hacer este peculiar producto hace años, causando complicaciones en la vida de Ben quien llegó hasta el hospital por deshidratación al negarse a beber de otra taza que no fuera la suya.

Ante todo esto, Marc (el papá de Ben) lanzó una campaña en Internet pidiendo que Tommee Tippee regresará e hiciera la tapa-chupón para que su hijo pudiera volver a comer, la colectividad se sumó y el mensaje fue transmitido hasta que regresaron y no sólo para fabricar 1 o 2 piezas sino 500.

Marc, publicó una foto de la taza rota en Twitter, y de pronto, más de 19.000 personas la retuitearon hasta que llegó a los fabricantes que pusieron manos a la obra y buscaron en todas partes el molde original que utilizaban para hacer la taza de Ben, no fue sencillo pero al final lo consiguieron e hicieron suficientes tazas para que no le falten a Ben por el resto de su vida, un gesto admirable.

También te puede interesar: Así reaccionaron los niños al escuchar Metallica por primera vez

De esa forma esta historia pudo tener un final feliz, en donde gracias a la ayuda de cientos de personas la vida de Ben será un poquito más fácil. Estas son las cosas bonitas que hace Internet por nosotros.

No hay comentarios