People's Daily

Las fotografías del pequeño Wang, un niño chino de escasos recursos que llegó a la escuela con el cabello y cejas cubiertos de escarcha, conmocionaron a las redes sociales pues muestran la cruda realidad que viven los habitantes de las zonas más pobres de China.

Con sólo una pequeña chaqueta que resulta insuficiente para protegerlo del gélido viento, las mejillas rojas, el cabello y cejas cubiertos de nieve y las manos ásperas y maltratadas, Wang, un estudiante de 8 años de edad, habitante de la provincia rural Yunnan al suroeste de China camina cada mañana más de 4.5 kilómetros para llegar a su escuela situada en Ludian County. Las frías temperaturas que han alcanzado -9 grados bajo cero han ocasionado nevadas en China, sin embargo; esto no ha sido impedimento para que Wang asista a sus clases, más ahora que se encuentra en periodo de evaluación.

El pequeño ha sido objeto de burlas por parte de sus compañeros debido a su apariencia, pero también ha ocasionado la consternación de otros, como es el caso de su profesor, quien tomó las fotografías y las envió al director de la institución, después fueron compartidas en redes sociales y no demoraron en hacerse virales. Miles de personas comenzaron a preguntarse si realmente el gobierno chino está haciendo algo para mejorar la situación de pobreza.

También te puede interesar: Tenía 9 años y decidió suicidarse porque no soportaba ser “pobre”

Las fotos causaron tanto asombro que también fueron publicadas por medios de comunicación, como el “People’s Daily”, sitio en el que recaudó en poco tiempo 277,000 likes, incluso Wang fue apodado “Ice Boy” y pronto la gente creó un hashtag con este sobrenombre para iniciar un debate sobre la pobreza que China aún vive.

The Paper
También te puede interesar: China combatirá el cambio climático con su primera planta solar…¡En forma de panda!

Las opiniones de los internautas fueron diversas: “El niño sabe que el conocimiento puede cambiar su destino”, “su congelada, roja y pequeña cara, así como su vieja chaqueta, le dan una apariencia lamentable”, “¿qué está haciendo el gobierno local de Yunnan al respecto?”, fueron algunos de los comentarios.

“Corea, la Unión Europea y Estados Unidos tienen también problemas de pobreza, pero en el caso de China, es enorme, además, a diferencia de otros países, China oculta sus problemas de la pobreza de sus ciudadanos y no sólo la pobreza, también la democracia y el derecho a expresar libremente las opiniones, etcétera.”

 

“¿Había chicos con el cabello congelado durante la época de Mao? ¿Comenzó con el malvado capitalismo?, ¿o siempre ha sido así?”

 

Algunos miembros de la prensa decidieron visitar la casa de Wang para ver cómo vive y se encontraron con una gran sorpresa, pues el niño habita en una pequeña vivienda sucia y hecha de ladrillo en condiciones muy austeras, sólo en compañía de su abuela y su hermana, ya que su padre es un trabajador emigrante que sólo vuelve a casa cada cinco meses y su mamá los abandonó cuando él era aún muy pequeño.

AFP/Pobreza en China

Afortunadamente algunas asociaciones y compañías locales se han interesado por el caso de Wang y han donado dinero, tal como es el caso de la “Communist Youth League” que le proporcionó a él y su familia 100,000 yuanes  para alimentos y ropa, por otro lado, los medios contactaron a “Zhaotong City Youth Development Foundation”, una organización altruista que ayuda a personas en situación de pobreza, la cual ya proporcionó ropa e insumos a la escuela del pequeño.

Ojalá que Wang siga recibiendo ayuda y su caso sirva para llamar la atención del gobierno en China a fin de que contribuya en medidas que mejoren sus condiciones de vida.