miércoles, diciembre 8, 2021

Toper News

Inicio Toper News

La BUAP se suma al monitoreo de la calidad del aire en Puebla

La BUAP participa en el monitoreo de la calidad del aire con la instalación de monitores de alta tecnología que permitirán un diagnóstico preciso de la composición de la atmósfera, en cuanto a gases de efecto invernadero, partículas suspendidas y otros contaminantes que afectan a la salud pública y al medio ambiente.

Desde el pasado 16 de noviembre y hasta el 15 de diciembre próximo, en diversos espacios de Ciudad Universitaria permanecerán tres monitores de la calidad del aire, instalados por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales federal, el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático y la Secretaría de Medio Ambiente, Desarrollo Sustentable y Ordenamiento Territorial del Estado de Puebla.

Manuel Sandoval Delgado, coordinador General de Desarrollo Sustentable de la BUAP, señaló que la información obtenida en esta colaboración será de gran utilidad para el desarrollo de investigaciones respecto de los fenómenos medio ambientales y meteorológicos que se llevan a cabo por parte de académicos y estudiantes de nuestra institución.

Tras recordar que la BUAP está posicionada dentro de los tres primeros lugares a nivel nacional de acuerdo con la evaluación de UI GreenMetric World University Rankings, el funcionario universitario consideró que “esta es una de muchas acciones que estamos haciendo, ya que la BUAP está comprometida con el cuidado del medio ambiente, con la concientización al interior y exterior de la universidad de esta problemática”.

Por su parte, Diego Ariel Riva, coordinador de Gestión Ambiental de la Coordinación General de Desarrollo Sustentable de la BUAP,  detalló que este proyecto pretende evaluar el estado de la calidad del aire con respecto a la concentración de contaminantes, como dióxido de azufre, monóxido de carbono, dióxido de nitrógeno, ozono y partículas suspendidas; de la misma forma, cuantificar los niveles de exposición de la población a estos contaminantes, así como prevenir a la población sobre los posibles riesgos según la presencia de agentes potencialmente tóxicos en la atmósfera.

Ciudad Universitaria cuenta con áreas verdes de gran extensión y la baja actividad de automóviles por el periodo de clases en línea brinda un escenario para que se compare la calidad del aire en esta región de la ciudad de Puebla, en contraste con otras zonas donde también se encuentran instalados este tipo de equipos de monitoreo, consideró.

La participación de la BUAP en este proyecto se suma a una serie de actividades para estudiar y actuar en materia de reducción de emisiones contaminantes, educación ambiental y replanteamiento de estrategias que beneficien la calidad del medio ambiente.

Respaldar las actividades del campo es de vital importancia para el estado y el país: Rectora Lilia Cedillo

Tras escuchar el Cuarto Informe de Labores del director de la Facultad de Ciencias Agrícolas y Pecuarias, Armando Ibáñez Martínez, la Rectora Lilia Cedillo Ramírez reiteró su compromiso de respaldar las actividades sustantivas de esta unidad académica de gran relevancia social, por su vinculación con las comunidades y su impacto en áreas estratégicas para el estado y el país, como lo es el campo.

Así también, expresó su satisfacción por los avances de esta facultad, como resultado del trabajo conjunto de su comunidad, en el ámbito académico, la consolidación de la investigación y en el reconocimiento y acreditación de sus programas de licenciatura, así como de la Maestría en Recurso Fitogenéticos Potenciales para la Agricultura, adscrita al Programa Nacional de Posgrados de Calidad del Conacyt.

La doctora Cedillo externó que la calidad académica de estos programas y la apertura de más oferta educativa, como el posgrado, permite que los jóvenes de las comunidades aledañas continúen su formación profesional sin abandonar sus lugares de origen.

“Me da mucho gusto escuchar este informe que revela el trabajo de esta facultad, de vital importancia para todos nosotros y para el país, porque del campo nos alimentamos todos. Así también, porque el trabajo a nivel de la producción de ganado es motivo por el cual los países en desarrollo y desarrollados nos vinculamos para fortalecer las actividades sustantivas, como la formación de profesionistas comprometidos con estas actividades”.

Luego de señalar que presenció los inicios de esta facultad, cuando se empezaron a formar sus cuerpos académicos y surgieron las primeras líneas de investigación, la Rectora de la BUAP celebró el desarrollo que registra en estos años, con instalaciones dignas, generación de recursos propios, programas consolidados, vinculación con sus comunidades y responsabilidad social en el campo, a través de sus cuerpos docentes y el desarrollo de investigación.

Por ello, extendió un reconocimiento a la labor del doctor Armando Ibáñez Martínez al frente de esa unidad académica, al tiempo de felicitarlo por el respaldo de su comunidad para continuar en un segundo periodo en el cargo. Así, en sesión del Consejo de Unidad Académica, la Rectora Lilia Cedillo tomó protesta al doctor Ibáñez Martínez.

Por su parte, al rendir su Cuarto Informe de Labores al frente de la Facultad de Ciencias Agrícolas y Pecuarias, Ibáñez Martínez habló del desarrollo de sus cuatro unidades de trabajo, donde tienen lugar las actividades académicas y de investigación teórica y experimental, como San Juan Acateno y el Centro Experimental La Aurora.

Luego de exponer resultados en materia de intercambio académico, talleres de buenas prácticas docentes y cursos de capacitación para el fortalecimiento de los tutores, dio a conocer que la matrícula de sus tres licenciaturas es de 285 alumnos, cifra que refleja un crecimiento de 30 por ciento en el último año, 2020-2021. Refirió, además, que en este periodo lograron disminuir la deserción escolar, la cual es del 7 por ciento.

Al detallar los resultados, destacó que la titulación de sus egresados es del 65 por ciento, y que el cien por ciento de estos lo logra mediante una tesis; es decir, una investigación, la cual desarrollan de la mano de sus profesores en trabajo de campo o invernaderos, por ejemplo, lo cual los estimula a continuar un posgrado.

Otro dato que revela el desarrollo académico es que 83 por ciento de los docentes de La Facultad de Ciencias Agrícolas y Pecuarias son profesores de tiempo completo, y sólo 16 por ciento están contratados por tiempo determinado. Además, cuatro de sus académicos pertenecen al Sistema Nacional de Investigadores del Conacyt, 20 tienen perfil Prodep y ocho pertenecen al Padrón de Investigadores de la Vicerrectoría de Investigación y Estudios de Posgrado de la BUAP.

En cuanto a sus cuerpos académicos, generadores de conocimiento, refirió que dos son consolidados, uno en consolidación y dos en formación. Sus estudiantes se han beneficiado de las becas alimenticias de la institución, así como de las becas Jóvenes escribiendo el futuro.

Finalmente, el doctor Armando Ibáñez destacó la vinculación que existe con la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, con las universidades Autónoma Antonio Narro, el Colegio de Posgraduados y la de Chapingo, además con diversas comunidades de la región.

Todos somos BUAP y hacemos de la misma una universidad grandiosa: Rectora Lilia Cedillo

Tanto trabajadores académicos como no académicos desempeñan un papel importantísimo en la BUAP y cada uno contribuye en la formación de los futuros profesionistas. “Todos somos BUAP y hacemos de la misma una universidad grandiosa”, expresó la Rectora Lilia Cedillo Ramírez, al entregar reconocimientos de manera simbólica a 555 trabajadores por 20, 25, 30, 35, 40 y 45 años de labor académica y administrativa en la institución.

“Todos con nuestra labor diaria contribuimos en la formación de jóvenes estudiantes que mañana serán los profesionistas que seguramente nos atenderán en un hospital, juzgado, consultorio; en casi todas las labores cotidianas que haremos estará ahí presente un egresado de nuestra institución. Y eso se debe, nada más y nada menos, a la labor que ustedes han desempeñado a lo largo de todos estos años”, externó la Rectora de la BUAP.

Acompañada de Norma Pimentel López y Porfirio Sánchez Méndez, titulares de la Tesorería General y Dirección de Recursos Humanos, respectivamente, la doctora Cedillo Ramírez manifestó su reconocimiento a todos los beneficiados: “Me da gusto ver tantas caras conocidas de compañeros universitarios, muchos de ellos ingresamos casi juntos a esta institución siendo jóvenes recién egresados de licenciatura. Recuerdo a muchos de ustedes en el ámbito académico y administrativo, en el día a día en nuestra institución”.

De igual manera, la Rectora Lilia Cedillo afirmó que en su trayectoria laboral han formado parte de la transformación de la BUAP. “Nos tocó vivir momentos difíciles para nuestra universidad, como huelgas y hechos desafortunados, pero también momentos icónicos en los cuales hemos visto la transformación de la institución a lo largo de los años”.

Al tomar la palabra, José Manuel Alonso Orozco, secretario General de la institución, destacó el desempeño eficiente y responsable a lo largo de varias décadas de los universitarios beneficiados, por lo que la entrega de estos reconocimientos es un homenaje a su permanencia.

“Han visto su centro de trabajo como una extensión de su ámbito familiar. Han construido lazos fraternales con sus compañeros y con esos valores abonaron en pro de los universitarios. Estamos ante universitarios de enorme vocación y convencidos de la trascendencia de la educación, como factor de cambio en nuestra sociedad. La labor que desempeñan día con día es muestra de ello. Reconocemos su honorabilidad, ética y pasión, mismos que les han permitido llegar hasta este momento de su vida laboral”.

Asimismo, Alonso Orozco externó que la entrega de este reconocimiento “es una muestra de gratitud por parte de la institución hacia ustedes, por brindar lo mejor de sí mismos. Esta es una cita para celebrar la trayectoria laboral que representa el reconocimiento por su esfuerzo y dedicación a la universidad. Les expreso mi más sincera gratitud”.

A nombre de los trabajadores no académicos, Yolanda Cruz Velazco, de la Dirección General de Bibliotecas, relató su incorporación a la universidad en el año de 1990. Durante este tiempo, “hemos crecido personal y profesionalmente, así como en experiencias. Sin duda, nuestra área de trabajo es nuestra segunda casa, ya que pasamos más tiempo en esta última y, por ende, nuestros compañeros se convierten en familia”.

Ante sus compañeros reunidos en el Salón Barroco, del Edificio Carolino, expresó: “30 años transcurridos parecen poco, pero en estos he tenido experiencias gratas, las cuales me han servido para crecer y ver egresar a mis hijos de esta institución. Hoy sigo trabajando con la misma emoción del primer día. Estoy convencida de aportar un grano de arena para las futuras generaciones”.

A esta última afirmación se sumó Jorge José Caballero Ojeda, docente de la Preparatoria Lázaro Cárdenas del Río, quien externó su apoyo a la gestión de la Rectora Lilia Cedillo, “seguiremos poniendo nuestro grano de arena a este gran proyecto”.

Más tarde relató sus experiencias frente al grupo y recordó algunas anécdotas y bromas espontáneas para hacer menos aburridas sus clases de Historia. “Aunque suene trillado, parece que fue ayer cuando estuve frente a un grupo de alumnos de bachillerato. Aún puedo sentir el pánico escénico. En estos años, espero haber contribuido a la formación de los estudiantes”. También recordó el temblor de septiembre de 2017 y la suspensión de clases a causa de la actual pandemia, en ambos acontecimientos salió a flote el ingenio y solidaridad de los universitarios.

 Participa la Rectora Lilia Cedillo en la 2ª Sesión Ordinaria de la CONACES

Como parte de sus actividades, la Rectora Lilia Cedilla Ramírez también estuvo presente de forma virtual en la Segunda Sesión Ordinaria del Consejo Nacional para la Coordinación de la Educación Superior (CONACES), donde se destacó entre otras cosas, la amplia participación que tuvo la BUAP, especialmente en los trabajos relacionados con los procesos de evaluación, tanto interna como externa, para una mejora continua de la calidad educativa.

Presidida por el doctor Luciano Concheiro Bórquez, subsecretario de Educación Superior de la SEP federal, a la reunión asistieron más de cien representantes de instituciones de educación superior del país. En el encuentro, la directora del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, María Elena Álvarez-Buylla, anunció que a partir de 2022 los estudiantes que pertenecen a los más de 20 centros de investigación que dirige Conacyt estarán exentos del pago de cualquier cuota.

Asimismo, los estudiantes de maestría y de doctorado de las instituciones de educación superior pública tendrán asegurada una beca por parte de ese consejo, a partir del 2022. De acuerdo con cifras oficiales, indicó que en México es dos veces mayor el número de alumnos de posgrado en escuelas privadas que en las públicas, de ahí que se busque impulsar el ingreso a estas para que los y las graduadas trabajen en los grandes retos nacionales.

Por otra parte, en esa segunda sesión ordinaria también se abordaron temas como el nivel de operación y funcionamiento de las COEPES; los apoyos directos para infraestructura y equipamiento en los planteles educativos; la transformación de los modelos y contenidos educativos; las estrategias de financiamiento y la articulación y complementariedad de la educación superior; así como los resultados de los foros regionales, entre otros.

La Rectora Lilia Cedillo Ramírez enciende el tradicional árbol de Navidad en el CCU

La BUAP le dio la bienvenida a la época decembrina con música, danza y con el tradicional encendido del árbol de Navidad, a cargo de la Rectora Lilia Cedillo Ramírez, quien recordó que pese a los momentos difíciles que se han vivido por la pandemia, es momento de reflexionar sobre lo más valioso que tenemos.

“En la BUAP lo más valioso que tenemos son sus profesores investigadores, sus trabajadores administrativos y ni se diga sus estudiantes, motivo por el cual estamos todos en esta institución y en este Complejo Cultural Universitario, que a lo largo de estos años se ha convertido en un referente de nuestra institución por su vinculación con la sociedad”, expresó.

Fuegos pirotécnicos y bengalas rodearon al majestuoso árbol de Navidad de 30 metros de altura, con una estrella de 3 metros en su parte más alta y 2 mil 800 luces led de colores, 5 mil metros de escarcha y 150 esferas doradas, más otras 80 estrellas.

En el acto, la Rectora Lilia Cedillo Ramírez hizo un llamado a la generosidad de los universitarios y de la sociedad en general, para unirse a la donación de juguetes para niños que viven en comunidades marginadas del estado. Esta colecta se llevará a cabo en las diferentes sedes universitarias, incluyendo el CCU y los complejos regionales.

Como parte de esta celebración la Orquesta Sinfónica Universitaria interpretó un programa titulado la “La Ilusión de la Navidad con sonidos fantásticos”.

Alrededor del árbol se encuentran los cascanueces y en el andador los universitarios y visitantes podrán admirar distintos animales, como osos, ardillas y renos, que iluminan cada uno de los rincones, además de regalos multicolores. En las fuentes también se pueden apreciar los tradicionales patinadores y focas, todo con el objetico de llevar la magia de estas fechas a través de la música y la iluminación.

Logra la BUAP cero emisiones de gas metano al evitar tirar residuos en el relleno sanitario

En el municipio de Puebla el 22 por ciento del gas que provoca el efecto invernadero proviene de la descomposición de los rellenos sanitarios, específicamente del metano (CH4), el cual se estima tiene 80 veces más poder que el dióxido de carbono (CO₂) para calentar el planeta. Ante esta problemática, la BUAP logró implementar la cero deposición de residuos en rellenos sanitarios de Puebla.

La iniciativa, para reducir las emisiones de este gas e impactar de forma positiva en el cambio climático, forma parte del programa institucional de Manejo Integral de Residuos (MIRU), establecido desde hace siete años por la Coordinación de Gestión Ambiental, de la Coordinación General de Desarrollo Sustentable de esta institución.

“Lo hacemos porque los rellenos sanitarios están al límite en el municipio, pero sobre todo porque los residuos que se vierten producen gas metano, el cual, junto al dióxido de carbono (CO₂), causa el efecto invernadero tan dañino a la atmósfera”, manifestó Diego Ariel Riva, coordinador de Gestión Ambiental.

Para lograr este objetivo, explicó que en la BUAP —durante un funcionamiento presencial— se generan volúmenes importantes de residuos por los más de 120 mil universitarios que conviven. De este total, casi la mitad está en Ciudad Universitaria (CU) y representa de 150 a 200 gramos de residuos por persona dentro de las instalaciones; es decir, cerca de 12 toneladas por día.

Diego Riva señaló que la universidad trabaja desde hace algunos años en reducir, reutilizar y reciclar lo que se genera a través de la recolección y disposición diferenciada con un servicio especial que brinda la empresa Green Carson, experta en el manejo de residuos. No obstante, ahora se da un paso más al aprovechar aquellos residuos que no eran reciclables para convertirlos en fuentes energéticas, evitando así que lleguen al relleno sanitario y generen más contaminación.

El correcto aprovechamiento

Diego Ariel Riva dio a conocer que 30 por ciento del total de los residuos que se generan en la universidad no son valorizables; se trata de papeles de baño, cierto tipo de plásticos o materiales que no se pueden reciclar, entonces todo ese material se disponía al relleno sanitario, pero ahora son destinados como insumo para procesos productivos de empresas certificadas que les dan un aprovechamiento energético adecuado.

“Lo que sucede es que si separamos y vendemos a cualquiera, se corre el riesgo de que este residuo se utilice o se venda; por ejemplo, para la quema de hornos de ladrillo, lo que genera una fuerte contaminación, es decir, sería contraproducente, es por eso que nosotros sólo lo canalizamos a empresas que cuenten con certificaciones”.

Como parte de estas estrategias, la universidad tiene firmados convenios con empresas capacitadas en el manejo de residuos; además,  se realizan campañas que dan un valor a los materiales que se desechan y separan como cartón, papel, PET, entre otros, con el fin de generar recursos económicos que se emplean en causas sociales.

Al respecto, el maestro Diego Riva recordó que se ha entregado el equivalente económico de los residuos valorizables a organizaciones como Salva al mar, quienes ayudan a niños con cáncer o con insuficiencia renal; a la Fundación Down de Puebla y al CUPS (Centro Universitario de Participación Social), a través del programa Tapitas por la Educación, que aprovechan estos recursos para sus fines.

De esta manera, la BUAP cumple con diversas funciones, como generar conciencia y cultura entre su comunidad; reciclar y reutilizar sus residuos, y más recientemente, evitar las emisiones de gas metano, todo esto bajo la gestión de la Coordinación de Gestión Ambiental, que apoya con equipamiento, recolección diferenciada, capacitaciones e implementación de diversos programas.

Todas estas acciones permitirán a la institución alinearse al compromiso que asumieron líderes de la COP26 (Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2021), celebrada recientemente en la ciudad de Glasgow, Escocia, donde acordaron reducir las emisiones de metano en 30 por ciento para 2030, respecto de 2020.

Inicia el Foro de Buenas Prácticas Ambientales Universitarias

Para reducir el impacto negativo en el medio ambiente, a través de soluciones innovadoras, la BUAP realiza el Foro de Buenas Prácticas Ambientales Universitarias, en modalidad virtual, este 29 y 30 de noviembre.

Mediante conferencias, mesas de trabajo, talleres y charlas de investigadores, académicos, estudiantes y activistas ambientales se transmitirán  acciones  que contribuyan a la reducción en el uso y optimización de recursos naturales, y con ello a la disminución del impacto negativo de las actividades cotidianas en el medio ambiente. La adopción de Buenas Prácticas Ambientales permite la trasformación del quehacer universitario de la comunidad hacia una cultura de respeto y responsabilidad con el entorno.

Participan representantes de las diferentes unidades académicas y dependencias administrativas de la institución. El Foro de Buenas Prácticas Ambientales Universitarias considera nueve ejes: Consumo responsable y compras sustentables, Manejo de residuos y materiales, Uso apropiado y eficiente del agua, Gestión integral del agua, Manejo eficiente y ahorro de la energía, Fomento y cuidado de las áreas verdes, Construcción y mantenimiento sustentable, Movilidad universitaria sustentable, y, Comunicación para la sustentabilidad, formación y capacitación ambiental. Dentro de los cuales se enmarcan las diversas actividades.

Para conocer los horarios y sitios de las presentaciones se debe ingresar a la liga: https://www.facebook.com/DG.AMBIENTALBUAP

La salud y el deporte, una de las prioridades en nuestra institución: Rectora Lilia Cedillo

La Facultad de Cultura Física (FACUFI) de la BUAP es ejemplo de una comunidad universitaria comprometida con la calidad educativa, al consolidar sus programas de licenciatura y posgrado, así como sus cuerpos académicos, afirmó la Rectora Lilia Cedillo Ramírez, tras escuchar el Cuarto Informe de Labores de Rodrigo Iván Aguilar Enríquez, director de esta unidad académica.

Por lo anterior, aseguró que la FACUFI será un pilar fundamental de su agenda de trabajo: “Sé que en ustedes tengo grandes aliados para sacar adelante una agenda universitaria comprometida, en la cual la salud y el deporte van a ir siempre de la mano y van a ser una de las prioridades de nuestra institución”.

Asimismo, reconoció en el maestro Aguilar Enríquez a un universitario comprometido con su comunidad. “Los logros de esta unidad académica son producto de su compromiso y entrega. He visto la mejoría en todos los indicadores; los convenios que tienen hacia afuera los han fortalecido y son el resultado del trabajo y la mejora continua de los últimos ocho años”. También felicitó a la nueva directora de la FACUFI, Silvia Armenta Zepeda, electa en días pasados, a quien le deseó éxito en esta encomienda.

Al presentar su informe, Rodrigo Iván Aguilar Enríquez expuso la oferta educativa de la FACUFI: las licenciaturas en Cultura Física, un programa con 25 años de fundación y acreditado por el Consejo Mexicano para la Acreditación de la Enseñanza de la Cultura de la Actividad Física; y en Readaptación y Activación Física, fundada en 2014 y actualmente ofertada en modalidad semiescolarizada y presencial; y la reciente creación de la Maestría en Actividad Física y Deporte para el Bienestar Humano, cuya primera generación ingresó en agosto de este año.

Refirió que la planta académica la conforman 48 académicos, de los cuales 56 por ciento son de tiempo completo, 21 por ciento de medio tiempo y 23 por ciento son profesores por asignatura. El 58 por ciento de los docentes tiene grado de maestría y el 40 por ciento de doctorado. Así también, dio a conocer que el 52 por ciento de los profesores de tiempo completo son perfil Prodep.

Derivado de una adecuada planeación, el cuerpo académico BUAP CA5 obtuvo el nivel de consolidado, lo cual contribuyó a la mejora de indicadores y a la reacreditación de la Licenciatura en Cultura Física.

Igualmente, informó del establecimiento de un programa permanente de educación continua. Así se generaron más de ocho jornadas y mesas redondas, 32 cursos y conferencias, tres webinar de corte internacional y cinco congresos nacionales e internacionales.

En cuanto a responsabilidad social, señaló que se atendieron a 11 mil beneficiarios directos, a través de diferentes programas internos, como iniciación acuática y Actívate, este último orientado a personas de la tercera edad.

Rodrigo Iván Aguilar Enríquez notificó de la firma de convenios con el Instituto Internacional del Ejercicio Físico y la Salud, con sede en Alicante, España, y que una docente es representante ante México de la Asociación Internacional de Educación Física y Deporte para Niñas y Mujeres.

Más tarde en un video, el director saliente de la FACUFI mostró los avances en infraestructura física en los últimos años, como el estacionamiento de bicicletas, el mantenimiento del gimnasio polivalente, la colocación de piso de alto impacto al área de pesas, la cancha de pasto sintético multifuncional y un estacionamiento propio.

Un estudio pionero en la BUAP permitirá actualizar la norma oficial de la talavera

Una de las industrias artesanales más antiguas de Puebla es la talavera. Alrededor de esta se han formado núcleos familiares que han mantenido viva la tradición por más de cuatro siglos y hoy es reconocida por la UNESCO como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. En la BUAP se ha desarrollado un estudio pionero en la caracterización de los materiales utilizados en la elaboración de estas piezas, el cual aporta la fundamentación científica para actualizar la NOM-132-SCFI-1998 “Especificaciones Talavera” y con ello facilitar la exportación de este producto emblemático del estado.

Esta investigación conforma la tesis de Gabriela Esquina Arenas, “Estudio de la arcilla y cerámica de talavera por técnicas de rayos X, incluyendo sus potenciales propiedades de piezocapacitancia”, con la que obtuvo el grado de maestra en Dispositivos Semiconductores, en el Instituto de Ciencias de la BUAP.

Mediante las técnicas de difracción de rayos X (DRX), fluorescencia de rayos X (FRX) y tomografía computarizada de rayos X (CT) se actualizó la caracterización de las arcillas con las cuales se elabora la talavera poblana -materia prima proveniente de los municipios de Tecali, Puebla, Atlixco y Cholula-, así como el cuerpo cerámico (jahuete o barro cocido antes de la cubierta de pintura), una información que no existía, ya que la literatura actual sobre el tema se enfoca a piezas terminadas o antiguas.

De acuerdo con la maestra Esquina Arenas, los resultados de esta investigación, junto con los análisis realizados en la Facultad de Ciencias Químicas, servirán para modificar la operatividad de la NOM-132-SCFI-1998 “Especificaciones Talavera”, debido a que algunas de las técnicas necesitan ser actualizadas, a causa de la modernización en equipos y software especificados en esta norma oficial, debido a que ya no están vigentes o son obsoletas. “El estudio precisamente da la base científica para poder justificar este cambio”, señala.

Esta modificación se pretende realizar mediante tres análisis: elemental de rayos X con un barrido completo, ya que en la NOM-132-SCFI-1998 sólo se hace medición de los elementos Ca, Fe y Ti (calcio, hierro y titanio) y esto no es suficiente para su caracterización completa; difracción de rayos X para identificar las estructuras cristalinas presentes antes y después del cocido del barro, para garantizar que este tenga la resistencia adecuada para la pieza de talavera; y, tomografía computarizada, que ayudará a los artesanos a especificar los rangos de porosidad en las piezas de talavera, ya que actualmente esta prueba sólo se hace con un análisis visual.

Un trabajo pionero de investigadores BUAP

Pionero en la caracterización de los materiales actualmente utilizados para la elaboración de piezas de talavera, la investigación fue realizada de agosto de 2019 a noviembre de 2021, periodo en el cual se estudio la pasta de barro con la proporción de arcillas utilizada regularmente y de dos más con variación en la proporción de estas, antes y después del tratamiento térmico (horneado) a 1030-1050°C, en piezas de jahuete o cuerpo cerámico.

La variación de la proporción de arcillas se efectuó con el propósito de determinar el efecto sobre las propiedades del cuerpo cerámico de talavera, mediante la caracterización por DRX, FRX y CT.

Por otra parte se realizaron pruebas eléctricas como capacitancia, resistencia, resistividad y conductividad de piezas formadas (azulejos) de las pastas de barro preparadas, las cuales fueron horneadas a diferente temperatura (ambiente, 105°C y 450°C) para caracterizar sus propiedades dieléctricas y de conducción.

Las técnicas de rayos X determinaron que las fases cristalinas presentes en las arcillas son calcita, bentonita, cuarzo, andesina, pargasita cordierita y fengita, existentes en las pastas de barro de acuerdo con su proporción, explica la investigadora.

“Se encontró que el horneado tiende a descomponer la calcita y la bentonita, transformar la andesina a anortita, formar perovskita o siliciuro de calcio, dependiendo de la proporción de arcillas, y hace que prevalezca el cuarzo”.

Se determinaron además los elementos principales y minoritarios que componen las arcillas y las pastas. Por tomografía se realizó la cuantificación de poros e inclusiones en las arcillas y la pasta de barro típica, de lo cual resultó que la porosidad y la cantidad de inclusiones se reduce cerca de una tercera parte al formar la pasta de barros.

La tesis de la maestra Gabriela Esquina Arenas contó con la colaboración de los doctores Javier Martínez Juárez y Primavera López Salazar, del Posgrado en Dispositivos Semiconductores del ICUAP, y Jorge Raúl Cerna Cortez, de la Facultad de Ciencias Químicas; además, del Consejo Regulador de la Talavera y Taller de Talavera Celia.

Se trata de un estudio que contribuirá al crecimiento económico de esta industria artesanal, la cual alcanza ventas de 2 mil 400 a 8 mil piezas al año en promedio en talleres certificados.

Se aprueba la integración de las comisiones del Consejo Universitario para el periodo 2021-2023

Con la aprobación de los nuevos integrantes de las diez comisiones estatutarias, así como de la Comisión Especial de Género, el Honorable Consejo Universitario de la BUAP marcó este viernes el inicio de una nueva agenda de trabajo para el periodo 2021 a marzo de 2023, bajo la gestión de la Rectora Lilia Cedillo Ramírez, garantizando así la representatividad de todas las voces de la comunidad universitaria.

“Sé que a través de su entusiasmo y trabajo se reflejan las inquietudes de muchos universitarios. Quiero invitarlos a seguir así, como en esta sesión de Consejo Universitario que nos ha mostrado el interés de todos los consejeros por participar; sigamos haciéndolo con esa vocación de servicio hacia nuestra comunidad. A todos ustedes les deseo que este sea el inicio de una muy fructífera labor como miembros de este Máximo Órgano de Gobierno”, señaló la Rectora Lilia Cedillo Ramírez, en la décima segunda sesión extraordinaria.

La doctora Cedillo Ramírez propuso también que una vez integradas las 11 comisiones, cada una de ellas elija a su presidente y secretario. En cada comisión participan nueve consejeros de diferentes unidades académicas, quienes analizan las propuestas, dictaminan y vigilan el cumplimiento y apego a la Legislación Universitaria, de acuerdo con su línea de acción.

De esta forma, las comisiones que integran el Máximo Órgano de Gobierno de la BUAP son Protección y Preservación del Patrimonio Cultural Universitario, Honor y Justicia,  Legislación Universitaria, Grados Honoríficos y Distinciones, Presupuesto, Glosa,  Patrimonio, Supervisión Administrativa, Planeación, Obras y Crecimiento Físico, así como la Comisión Especial de Género.

Aprueban entregar bono COVID

Como una acción de solidaridad y justicia, la Rectora Lilia Cedillo presentó ante el pleno del Consejo Universitario, a través de la Dirección de Recursos Humanos, su propuesta de la convocatoria para otorgar el Bono COVID a trabajadores adscritos a la Dirección de Apoyo y Seguridad Universitaria (DASU), Hospital Universitario de Puebla y de Servicios Generales de la institución, quienes no son acreedores al bono de teletrabajo, debido a que realizan sus labores de forma presencial.

Dicha propuesta fue aprobaba por unanimidad de votos para que trabajadores de estas áreas puedan ser beneficiados con este incentivo económico, por su destacada labor y compromiso, sobre todo durante la pandemia.

“Agradezco la solidaridad que mostraron para nuestros compañeros de DASU, Servicios Generales y del Hospital Universitario, quienes a lo largo de esta pandemia han estado pendientes de todos nosotros, a través de su trabajo diario. Sin duda han sido el primer frente de batalla”, expresó.

La doctora Cedillo Ramírez aclaró que este año, por disposiciones laborales a nivel federal, se tiene que otorgar un bono por teletrabajo, el cual aplica a trabajadores académicos y no académicos que se desempeñan a distancia. Por concepto de este rubro serán beneficiados 7 mil 384 trabajadores, y quedan fuera personal del Hospital Universitario de Puebla, de la Dirección de Servicios Generales y DASU, dado que su trabajo es presencial. Por eso propuso para el personal de estas tres dependencias el bono COVID, apoyando así a mil 537 trabajadores de estas áreas.

Nuevos programas de posgrado

El Consejo Universitario también aprobó por unanimidad la creación de dos nuevos posgrados: Especialidad en Pediatría Médica y Maestría en Teoría y Práctica de las Artes Escénicas: Arte Dramático, Danza y Música.

La creación del programa para la Especialidad en Pediatría fue presentado por el doctor Aquilino Márquez Toledo, quien expuso que esta especialidad tiene un enfoque humanista e integral, pues no sólo considera al paciente, sino también a la familia y el entorno, además se integran labores de investigación y desarrollo académico interdisciplinario, con una perspectiva de prevención.

Por su parte, la doctora Isabel Cristina Flores Hernández expuso el proyecto de la Facultad de Artes para la Maestría en Teoría y Práctica de las Artes Escénicas: Arte Dramático, Danza y Música. Este posgrado establece además tres opciones para terminar con especialidad en Dirección, Interpretación y Creación.

Flores Hernández mencionó que este posgrado responde a la demanda de 19 generaciones de egresados de las licenciaturas que imparte la Facultad de Artes, quienes demandan la continuidad en su formación artística. Aunado a estos argumentos, indicó que existe una alta demanda nacional de profesionales con perfiles y grado académico de maestría y doctorado en artes escénicas; sin embargo, en Puebla no existen estas opciones de preparación.

Finalmente, la doctora Cedillo Ramírez felicitó a quienes intervinieron para hacer posible la creación de los posgrados que se aprobaron. A todos los involucrados les auguró éxito y reconoció la labor que han desarrollado para que este día se aprueben estos dos programas, que sin duda servirán para la formación de recursos humanos con alto perfil.

Estudiante de la Preparatoria Benito Juárez de la BUAP gana medalla de bronce en la XXXI Olimpiada Nacional de Química

Yoshimarth Maldonado Flores fue galardonado con la medalla de bronce en la XXXI Olimpiada Nacional de Química, el evento académico más importante del país en esta disciplina. El estudiante de quinto semestre de la Preparatoria Benito Juárez García de la BUAP demostró los conocimientos y habilidades necesarios para sobresalir entre más de 180 participantes de todo el país.

En junio de 2021 obtuvo la presea de oro en la XXXI Olimpiada Estatal de Química (Puebla), con lo cual clasificó al citado certamen nacional organizado por la Academia Mexicana de Ciencias. A partir de ese momento se preparó con la tutoría del académico de la Facultad de Ciencias Químicas, Luis Ángel Aguilar.

“Todo esfuerzo tiene una gran recompensa cuando las ganas se imponen a los obstáculos; él ha aprovechado todo lo que la universidad le ofrece”, expresa con orgullo la profesora de la Preparatoria Benito Juárez, Ana Yadira Ramírez Gaona, quien ha preparado a Yoshimarth en la teoría y la práctica de las ciencias químicas desde que inició su educación media superior.

Asimismo, en 2020 Yoshimarth Maldonado ganó medalla de oro en la XXX Olimpiada Estatal de Química y bronce en la XXX Olimpiada Nacional de Química. Así, en su corta trayectoria académica, el joven preparatoriano ha acumulado cuatro medallas en esta área del conocimiento: dos de oro y dos de bronce.

Originario de la sierra de Guerrero, agradece a sus profesores, familia y compañeros por el apoyo recibido para lograr este reconocimiento nacional y asegura que su camino en la Química apenas comienza, pues tiene planes de seguirse preparando para alcanzar nuevas metas.

“Fue una gran experiencia, el confinamiento por la pandemia no me quitó las ganas y, aunque fue difícil prepararme sin descuidar mis otros estudios, pude obtener esta medalla, gracias a la solidaridad de mis compañeros y profesores, gracias a mis asesores y a mis compañeros de la delegación Puebla. Ganar me motiva a seguir preparándome cada día más”.