Toper News

Inicio Toper News

Con progresos en infraestructura, FMVZ-BUAP mejora la formación profesional de sus estudiantes

Con mejoras en su infraestructura educativa, la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia (FMVZ) de la BUAP optimiza sus actividades académicas y científicas para formar a los mejores estudiantes en esta área del conocimiento. “Es satisfactorio ver que el horizonte mejora; en investigación y academia se han sentado las bases para estar en el rumbo de la mejora continua”, aseveró el Rector Alfonso Esparza Ortiz.

En su visita para constatar avances en esta unidad académica, particularmente en la posta zootécnica El Salado, donde se ubican los laboratorios para la formación de los estudiantes, recordó los pasados inconvenientes de este espacio en cuanto a desabasto de agua, maquinaria y seguridad.

Hoy se cumplen esos compromisos con la comunidad universitaria de la FMVZ, ubicada en Tecamachalco. Muestra de ello es la construcción de una barda perimetral para la seguridad en esta zona; el rebombeo de agua y la puesta en marcha de un tanque para captación de agua pluvial, con capacidad para un millón de litros, con el cual se abatirá la escasez y habrá una reserva del líquido para la alimentación de los animales y la producción de forrajes, como ensilaje de maíz, sorgo y avena, afirmó.

El Rector Alfonso Esparza Ortiz comentó que también hubo adquisiciones de maquinaria agrícola, como la rastra y la cosechadora, así como mantenimiento y reforzamiento del parque vehicular, como la entrega de una unidad del Sistema de Transporte Universitario (STU) para el traslado de los estudiantes.

Informó que ya está lista una nueva nave para la producción de aves de postura con capacidad para mil 500 animales. Dispone además de sistemas de alimentación, cría y cortinas para combatir el frío. “Se están ultimando los detalles para que lleguen las primeras pollitas y en aproximadamente un mes se podrá iniciar la producción respectiva”.

En su recorrido por los diversos módulos de producción animal de la posta zootécnica de la FMVZ, el Rector Esparza comprobó la instalación de más de 50 lámparas y el mantenimiento eléctrico en los diferentes módulos de producción, como el de bovinos, ovinos, caprinos y porcinos, además de la sala de ordeña. “Es muy grato realizar este recorrido constatando la producción de El Salado, los avances y por supuesto hacer un público reconocimiento a todos ustedes que en el día a día han estado aquí”.

Antes del recorrido, el Rector de la BUAP manifestó su gratitud por privilegiar los intereses de la Institución durante ocho años de trabajo en equipo, fortalecer lazos y escuchar a todas las voces.

“Muchas gracias por estos ocho años de trabajo conjunto, por estos ocho años de permitirme coadyuvar, trabajar de la mano y poder estar inmerso en muchas de las necesidades y requerimientos de las facultades”.

Fernando Utrera Quintana, director de la FMVZ, reconoció el apoyo del Rector Esparza para que la renovación de los espacios que conforman esta unidad académica. “Esta administración con su valioso apoyo ha logrado grandes avances, los cuales nos ayudan a mejorar las instalaciones, en beneficio de la comunidad estudiantil, docente y administrativa”.

Citó, por ejemplo, el mantenimiento en pintura, impermeabilización, jardinería, herrería, plomería, electricidad e iluminación, de los hospitales de pequeñas y grandes especies, los edificios de posgrado y central, así como de la posta zootécnica.

Con estas acciones, la FMVZ tiene mejoras visibles que optimizan la formación profesional de sus estudiantes. “Nosotros queremos tener médicos veterinarios competitivos. Tan sólo en el estado de Puebla hay más de 10 escuelas de Medicina Veterinaria, el reto planteado de esta administración es que sea la mejor del estado y, en unos años, la mejor del país”, aseveró Utrera Quintana.

Presentan candidatos a Rectoría BUAP plan de trabajo ante el Consejo Universitario

A dos días de la jornada electoral para la renovación rectoral en la BUAP, con fundamento en la base 28 de la convocatoria correspondiente, las candidatas María Lilia Cedillo Ramírez y María del Socorro Guadalupe Alicia de la Inmaculada Concepción Grajales y Porras, así como el candidato Ricardo Paredes Solorio presentaron ante el pleno del Consejo Universitario su plan de trabajo 2021-2025.

En la octava sesión extraordinaria, las y el candidato intervinieron por orden alfabético y contaron con 20 minutos para exponer los principales ejes de su programa de trabajo, después respondieron las inquietudes de las y los consejeros universitarios de distintas unidades académicas.

La primera intervención fue de la doctora Lilia Cedillo Ramírez, quien tras precisar que su plan de trabajo está alineado a la Ley Federal de Educación, planteó que su gestión será ética, honesta, transparente y comprometida; mantendrá una relación abierta y respetuosa con el gobierno del estado; y tendrá la firme disposición de rendir cuentas de los recursos asignados, así como de los productos que genera la Universidad, siempre con respeto mutuo y en apego a la autonomía.

Su propuesta está sustentada en tres enfoques: innovación, responsabilidad social y visión global. La intención, dijo, es generar experiencias educativas transformadoras, lograr la reconfiguración de espacios físicos y virtuales para garantizar la seguridad al regreso de las actividades presenciales, así como el rediseño en el ámbito docente.

Al referirse a una de las funciones sustantivas de la Universidad, dijo que la investigación debe ser abierta y comprometida. De ahí que fortalecerá los grupos de investigación, sobre todo, aquellos que requieren de recursos económicos e impulso para consolidar ambas tareas y lograr un equilibrio. En materia de investigación aplicada propuso incrementar la vinculación con la sociedad y el entorno, así como gestionar apoyos para contar con fondos para las publicaciones, dar mantenimiento oportuno al equipo de laboratorio y brindar un modelo de ciencia abierta, lo que va de la mano con la corresponsabilidad social y solidaria, la cual se logrará a través de la estabilidad, la vinculación y el valor agregado.

Lilia Cedillo aseguró que de resultar electa, su gestión se caracterizará por dar importancia a la innovación, pero sobre todo a la inclusión de todas las y los universitarios, esto con una gestión cercana a la comunidad universitaria, con un trato franco y amable que permitirá formar verdaderos equipos, parte de un gran compromiso.

La segunda participación fue de la maestra Guadalupe Grajales y Porras, quien afirmó que la Universidad es cuna de la ciudadanía crítica y constructiva, por lo que defendió la autonomía y se pronunció por el ejercicio pleno de esta para evitar la desigualdad entre los trabajadores académicos y no académicos, garantizar la certeza laboral, así como la gratuidad de la educación superior.

Asimismo, habló de la necesidad de revisar las percepciones salariales e incrementarlas gradualmente en 20 por ciento, mejorar las condiciones laborales del docente,  transparentar la asignación de plazas, respetar la autonomía académica y apoyar con recursos el ingreso de posgrados al Programa Nacional de Posgrados de Calidad del Conacyt.

Por otra parte, subrayó la importancia de revisar los planes de estudio para elevar los índices de titulación y fortalecer vínculos con universidades nacionales y extranjeras.

Con el fin de reequilibrar las relaciones de género al interior de la Institución, propuso convocar a la comunidad universitaria a una investigación interdisciplinaria para realizar un diagnóstico en este ámbito y así eliminar inequidades. En cuanto al regreso presencial, se manifestó por un diagnóstico, diseño, planeación y objetivos post pandemia, que permitan el tránsito seguro de lo virtual a lo presencial.

La última presentación fue la del doctor Ricardo Paredes Solorio, quien se pronunció por avanzar en la transformación de la BUAP y lograr una Universidad plural, inclusiva y con equidad, bajo las premisas de legalidad, autonomía y transparencia.

Se manifestó por las funciones sustantivas de la Universidad, con un enfoque especial en la academia, la administración y el gobierno. Las prioridades en su gestión, dijo, serán los estudiantes, los docentes e investigadores, así como el personal administrativo y de servicios.

Sus ejes estratégicos: lograr la certificación del Sistema de Gestión de Calidad; promover la capacitación al personal docente, impulsar un núcleo básico de investigación y lograr una eficiencia administrativa.

También planeó el fortalecimiento de los complejos regionales para garantizar que los niveles de calidad e infraestructura sean iguales a las sedes en la capital de Puebla.  Propuso también eliminar las cuotas para ingresar a la Universidad.

Luego de que se cumplió con la presentación del programa de trabajo por parte de los candidatos a la Rectoría, este lunes 20 de septiembre tendrá lugar el Proceso de Auscultación Sectorial Electrónica en la página https://eleccionrectoria2021.buap.mx/.

El miércoles 22, la Comisión Electoral calificará la elección; la toma de protesta del candidato o candidata electa será el 4 de octubre, fecha en la que el Rector Alfonso Esparza Ortiz rendirá su último informe de labores.

La BUAP, un agente de transformación, desarrollo y progreso al interior del estado

Al inaugurar nuevas obras y equipamiento en el Complejo Regional Centro de la BUAP, sede Acatzingo, el Rector Alfonso Esparza Ortiz expuso que estos nuevos inmuebles, con espacios dignos, adecuados y pertinentes, fortalecerán la calidad educativa de la comunidad universitaria en esta región del estado, para brindar a los jóvenes la mejor formación sin que tengan que abandonar sus lugares de origen.

Con un trabajo conjunto, dijo, se logró que las unidades regionales tengan las mismas condiciones que las sedes ubicadas en la capital poblana. “Siempre hubo la inquietud de generar espacios más dignos y adecuados para seguir ofertando los programas de calidad de la BUAP y responder a las necesidades y la vocación de la región, para que realmente la presencia de la Universidad genere desarrollo y convertirnos en agentes de transformación de las comunidades”.

Asimismo, la descentralización de las propuestas de formación académica no solamente ha rendido frutos en términos de aprendizaje de las y los jóvenes, sino que ha permitido responder a las necesidades sociales y productivas de las diversas regiones del estado impulsando su desarrollo.

Tras compartir su satisfacción por los avances logrados durante los últimos ocho años de su gestión, Alfonso Esparza expresó: “Es muy grato ver todo lo que hemos avanzado, es muy grato ver cómo alcanzamos metas que nos fijamos en concordancia con el Plan de Desarrollo Institucional”.

Durante la pandemia, añadió, “hemos sido capaces de continuar adelante, de darles a nuestros estudiantes, trabajadores académicos y no académicos la posibilidad de mejores condiciones. Además, hemos podido sentar las bases de las funciones sustantivas y adjetivas de la Institución y nos hemos convertido en una comunidad resiliente integrada por docentes altamente habilitados, por un personal administrativo eficiente y por estudiantes conscientes de la importancia de prepararse y aprender para aspirar a un mejor futuro”.

Por lo anterior, “puedo afirmar que dejo una universidad sólida y de gran prestigio; con finanzas sanas; con mayor cobertura y una amplia oferta educativa; y, sobre todo, con una comunidad unida y determinada a enfrentar desafíos y salir siempre adelante”, aseveró Esparza Ortiz.

En su intervención, José Manuel Alonso Orozco, director del Complejo Regional Centro, hizo un recuento de los esfuerzos realizados por la administración actual para impulsar el crecimiento de los campus regionales, con el objetivo de atender las necesidades educativas y de infraestructura de las distintas regiones del estado, a través de instalaciones dignas y de una oferta académica de calidad.

“A unos años de distancia se cumplió esa demanda histórica. Hoy usted Rector deja un legado. A unos días de concluir su gestión hoy lo recibimos con mucho gusto. Hoy se queda aquí para siempre en nuestras mentes y en nuestros corazones. Hoy usted ha impulsado la educación para transformar a las regiones. Hoy usted es un Rector de las unidades regionales”.

Finalmente, Alonso Orozco informó que el Complejo Regional Centro inició con mil 300 estudiantes y hoy -cinco años después- atiende a 4 mil. “Gracias por impulsar y consolidar la regionalización de la BUAP”.

Más y mejores espacios educativos

En Acatzingo, el Rector Alfonso Esparza entregó un edificio para la preparatoria y la Licenciatura en Administración de Empresas, el cual cuenta con sala de usos múltiples para el nivel medio superior y superior, con capacidad para 100 personas, laboratorios de Física, Química e Informática, sala de auto acceso con 32 computadoras, biblioteca, 14 aulas para atender a casi 700 estudiantes y 16 cubículos para servicios administrativos.

Además, cuatro módulos de sanitarios, áreas de dirección y de administración, así como medidas de seguridad, como el portón de acceso, la barda perimetral y la caseta de vigilancia.

Con estos nuevos espacios educativos se pretende favorecer una modalidad híbrida y desde aquí facilitar la labor de los docentes con la impartición de clases a distancia, por lo cual estas instalaciones incluyen sistemas de voz y datos, así como ahorro de energía.

Encabeza el Rector Alfonso Esparza entrega de reconocimientos de calidad a nueve programas educativos por parte de CIEES y COPAES

En la BUAP, la calidad es un compromiso para brindar la mejor formación a los estudiantes y es, también, una cultura profundamente arraigada en la comunidad, destacó el Rector Alfonso Esparza Ortiz durante la entrega de reconocimientos de calidad a nueve programas educativos de la Universidad, por parte de los Comités Interinstitucionales para la Evaluación de la Educación Superior (CIEES) y del Consejo para la Evaluación de la Educación Superior (COPAES).

Es así como las licenciaturas en Medicina, del Complejo Regional Sur; así como Artes Plásticas, Arte Digital y Cinematografía, de la Escuela de Artes Plásticas y Audiovisuales, recibieron su acreditación por parte de los CIEES, organismo que también reacreditó a las licenciaturas en Ingeniería Agroforestal, del Complejo Regional Norte, y Administración de Empresas (modalidad mixta), de la Facultad de Administración.

En tanto, el COPAES reacreditó los programas de licenciatura en Diseño Gráfico, de la Facultad de Arquitectura; en Consultoría Jurídica, y Derecho, de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales.

Alfonso Esparza recordó que otros 10 programas obtuvieron estos reconocimientos en abril pasado, lo que confirma que la institución ha incorporado con éxito los criterios establecidos por los evaluadores externos, además de llevar a cabo revisiones internas que fortalecen sus funciones sustantivas.

“Estas acreditaciones demandan de un amplio trabajo que tiene un impacto en todas las áreas universitarias y beneficia tanto a la comunidad institucional como a la sociedad a la que servimos. Hay que agregar que la acreditación de la oferta educativa es también una rendición de cuentas de los resultados académicos que hemos alcanzado y que distinguen a la BUAP como una de las mejores universidades públicas del país”.

En estos logros, Esparza Ortiz reconoció el trabajo y compromiso de las maestras Esperanza Morales Pérez, directora de Aseguramiento de la Calidad, y de la vicerrectora de Docencia, María del Carmen Martínez Reyes. Asimismo, agradeció el apoyo y acompañamiento de los maestros Miguel Ángel Tamayo Taype, vocal ejecutivo de los CIEES, y Alejandro Miranda Ayala, director general del COPAES y presidente de la Red Iberoamericana para el Aseguramiento de la Calidad en la Educación Superior.

Cien por ciento de los programas acreditados en modalidad alternativa

En su intervención, Esperanza Morales reconoció el trabajo de los coordinadores académicos y destacó que la BUAP es la única universidad que tiene el cien por ciento de todos sus programas educativos, en modalidades alternativas, totalmente acreditados.

“Desarrollamos un modelo de aseguramiento de la calidad propio que es un referente nacional, lo que permitió pasar de ser un ente sujeto de evaluación y acreditación, a ser capacitadores de otras instituciones generando alianzas de colaboración con los órganos de acreditación del país, como CIEES y COPAES.”

Señaló que con CIEES efectuaron el Diplomado para el Aseguramiento de la Calidad de Programas Educativos de tipo superior, ya con cuatro generaciones y más de 800 participantes del sector educativo de México y países de América Latina. Mientras que con COPAES, próximamente se trabajará para coadyuvar en la conformación del Sistema Nacional de Evaluación y Acreditación que establece la Ley General de Educación Superior.

“En colaboración con la UNAM, en 2019 la BUAP desarrolló el primer sistema de estadística nacional en apoyo a los procesos de evaluación y planeación, un sistema adoptado por la Subsecretaría de Educación Superior del gobierno federal para el seguimiento del programa sectorial de educación 2020-2024. Podemos afirmar que hemos alcanzado y superado los objetivos que en materia de aseguramiento de la calidad se planteó la gestión 2013-2021”.

La BUAP, en el top ten de las mejores universidades

Por su parte, Alejandro Miranda Ayala, director general del COPAES, reconoció al Rector Alfonso Esparza por los logros alcanzados por su comunidad durante estos ocho años de trabajo y añadió que la matrícula acreditada de la BUAP por sí sola representa 36 por ciento del total de la matrícula acreditada en todo el estado, lo que la coloca en el Top Ten de las instituciones con mayor calidad en todo el país.

“El liderazgo del Rector Esparza Ortiz es aquel cuyas decisiones y hechuras se toman con inteligencia, se toman a tiempo y con determinación. Es un liderazgo forjado desde la lucidez, pero más desde la convicción y la responsabilidad que se hacen en las batallas y defensas que ha librado en pro de la educación superior de Puebla y de todo México. Mis felicitaciones y mi gratitud más grande”, mencionó.

Finalmente, el maestro Tamayo Taype del CIEES felicitó a la comunidad universitaria y en especial al Rector Esparza Ortiz por estos reconocimientos y por caminar con paso firme hacia la ruta de la excelencia para beneficio de los jóvenes estudiantes, pues aseguró que un programa acreditado es finalmente la rendición de cuentas a la sociedad por una educación de calidad.

Asimismo, habló del proceso de evaluación que se llevó a cabo para obtener estos reconocimientos, un proceso que se lleva entre cinco a seis meses, a través de una plataforma desarrollada por el CIEES.

“Celebro el liderazgo del Rector y de los responsables directos de las áreas que han permitido el avance de la Universidad. Por ser socios estratégicos en la mejora de los procesos de enseñanza y aprendizaje en virtud de una educación superior de excelencia”, concluyó.

La descentralización académica de la BUAP responde a necesidades sociales y productivas del estado: Alfonso Esparza

La descentralización de las propuestas de formación académica de la BUAP no sólo ha rendido frutos en términos de aprendizaje de los jóvenes, sino también ha permitido responder a las necesidades sociales y productivas de las diferentes zonas del estado de Puebla, afirmó el Rector Alfonso Esparza Ortiz, al inaugurar un edificio de tres niveles en beneficio de los estudiantes de Ingeniería Agronómica y Zootecnia y Técnico Superior Universitario en Horticultura Sustentable, planes de estudios ofertados en la sede Los Reyes de Juárez, del Complejo Regional Centro.

El Rector refirió que una de las prioridades de su gestión es proporcionar una educación integral y de calidad: “Que estemos respaldados por docentes habilitados, por tener instalaciones y equipos de vanguardia y que los estudiantes puedan adquirir conocimientos y competencias que les permitan un éxito en su profesión laboral”.

En esta modernización de los campus del interior del estado, Esparza Ortiz aseguró que todas las unidades regionales cuentan con edificios nuevos. “Estos ocho años de gestión nos han permitido un caminar conjunto. Un trabajo eficiente, honesto, que reditúa para que los proyectos y planes se conviertan en realidad, de acuerdo con las necesidades”.

Un ejemplo de ello es la sede Los Reyes de Juárez, la cual surgió para incrementar la oferta educativa de la Institución, a la par de detonar la vocación productiva de esta región. “Esta oferta académica tiene un impacto muy importante y tiene mucho que ver con la vinculación social de la Universidad, para continuar en el desarrollo de los sectores productivos y generar respuestas viables a los requerimientos del campo, de la ganadería y la seguridad alimentaria”.

El nuevo edificio que entregó el Rector Alfonso Esparza abonará a la formación profesional de los estudiantes de Ingeniería Agronómica y Zootecnia y de Técnico Superior en Horticultura Sustentable. El inmueble cuenta con 15 aulas, sala de juntas, los laboratorios de Nutrición animal y análisis de semillas, así como de Biología molecular, sala de cómputo con 30 equipos, auditorio con capacidad para 109 personas, biblioteca, cubículos, área de servicio y módulos sanitarios. Dispone también de servicios de voz y datos, seguridad y demás sistemas para que una unidad académica funcione adecuadamente.

Este campus regional tiene dos edificios más, un corral para ovinos, 20 invernaderos equipados y 24 parcelas tecnificadas con sistema de riego, que fortalecerán las competencias y habilidades de la población estudiantil. Asimismo, está por finalizar la construcción de una barda perimetral para dar seguridad a la comunidad universitaria.

Alfonso Esparza Ortiz expresó que todavía falta mucho camino por andar, pero los universitarios cuentan con las capacidades para continuar, seguir adelante y cumplir metas. “Juntos hemos trabajado, juntos hemos reaprendido, juntos hemos adquirido nuevas capacidades y nos hemos adaptado a los nuevos escenarios con disposición y con voluntad. Ello fortalece la unidad universitaria y nos mantiene como una de las mejores universidades públicas del país”.

Por su parte, José Manuel Alonso Orozco, director del Complejo Regional Centro, dio a conocer que la Ingeniería Agronómica y Zootecnia -iniciada en 2015- tiene una matrícula de 190 alumnos y una planta académica de 12 docentes, de ellos cinco son miembros del Sistema Nacional de Investigadores del Conacyt.

“Gracias por impulsar esta sede de Los Reyes de Juárez, la cual nació dentro de su gestión y del proyecto de consolidar la regionalización universitaria y darle oportunidad a la gente de la región. Aquí deja usted un legado en Los Reyes de Juárez, para beneficiar no solamente a nuestra comunidad interna, la comunidad universitaria, sino también para beneficiar a la región y a otras regiones del país”, expresó.

Firman convenio de colaboración BUAP y Procuraduría Fiscal de la Federación

La Máxima Casa de Estudios de Puebla firmó un convenio de colaboración con la Procuraduría Fiscal de la Federación (PFF), acción que permitirá la realización de actividades académicas y proyectos de investigación de manera conjunta. Además de este acuerdo se llevó a cabo la presentación del libro El outsourcing, tercerización o subcontratación laboral, del titular de esa dependencia, Carlos Romero Aranda, quien reconoció a la BUAP como un modelo de universidad: crítica, democrática y popular, entre las mejores del país, que continúa en el camino del desarrollo académico, científico y cultural.

En el Centro de Convenciones de Ciudad Universitaria, donde tuvo lugar este evento, el Rector Alfonso Esparza Ortiz destacó que este acuerdo dará paso a la creación de un nuevo posgrado en la Facultad de Contaduría Pública, a través del trabajo colaborativo.

“Ello será una experiencia muy valiosa tanto para los profesores como para los estudiantes, sobre todo porque en nuestros días la colaboración es indispensable para alcanzar objetivos, ya que podrán tomar parte en proyectos relacionados con temas de tributación y para generar una cultura fiscal”, comentó.

Asimismo, recalcó que el convenio también beneficiará a las y los universitarios para acceder a seminarios, jornadas de capacitación, cursos y conferencias, entre otras acciones, como resultado de acuerdos específicos, por lo que es una excelente oportunidad para ampliar los horizontes de aprendizaje y de desarrollo docente.

El Rector Esparza Ortiz agradeció al doctor Carlos Romero Aranda, titular de la Procuraduría Fiscal de la Federación, por su disposición para celebrar el citado convenio, además de compartir la presentación de su libro El outsourcing, tercerización o subcontratación laboral, que ya tiene una segunda edición.

“El libro resulta pertinente e ilustrativo sobre las implicaciones y repercusiones del outsourcing, que en los últimos meses ha estado en el centro del debate después de que el Ejecutivo Federal enviara una iniciativa de reforma, ya aprobada, sobre las condiciones para el registro de personas físicas y morales que presten servicios o ejecuten obras especializadas, para evitar la subcontratación y sus repercusiones fiscales”.

El Rector de la BUAP subrayó que se trata de una de lectura obligada para contadores, abogados y fiscalistas, y gracias a su narrativa, que va desde el origen y la naturaleza de la terciarización, hasta la aprobación de la mencionada reforma, resulta accesible para todo público.

Tras reconocer a la BUAP como modelo de universidad que continúa en el camino del desarrollo académico, científico y cultural, y hoy,sin lugar a dudas, es una de las mejores instituciones de educación superior del país, el doctor Carlos Romero Aranda felicitó a la administración del Rector Alfonso Esparza por regularizar a las y los trabajadores que se encontraban en el esquema de contratación por outsourcing, un acto de solidaridad con el personal que labora en la institución, dijo.

Durante la firma del convenio estuvieron presentes Francisco Tenorio Martínez, director de la Facultad de Contaduría Pública, y Félix Palma, subprocurador Fiscal Federal de Amparos de la PFF.

El Jardín Botánico de la BUAP participa en la Estrategia Global para la Conservación Vegetal

Las plantas son el capital de la biodiversidad y la sostenibilidad planetaria. Sin embargo, se prevé que hasta dos tercios de las especies vegetales del mundo están en peligro de extinción, debido a la destrucción de sus hábitats, el saqueo y la comercialización ilícita.

Por esta razón, uno de los objetivos del Jardín Botánico Universitario (JBU) de la BUAP es la conservación de plantas nativas del estado de Puebla y de la protección de especies arbóreas amenazadas, incluida la propagación de árboles raros, como Pseudosmodingium barkleyi (de la familia Anacardiaceae), Fouquieria leonilae (familia Fouquieriaceae) y Beaucarnea olsonii (familia Ruscaceae), especies recientemente descubiertas en la entidad.

En este sentido, el JBU participa en la Estrategia Global para la Conservación Vegetal (EGCV) o Global Strategy for Plant Conservation (GSPC), en colaboración con la Asociación Mexicana de Jardines Botánicos (AMJB, A.C.) y otras asociaciones internacionales, como Botanic Gardens Conservation International (BGCI) y The Morton Arboretum.

Entre estos esfuerzos destaca la obtención del Inventario florístico del estado de Puebla, del cual se pueden obtener los “Hotspots” (lugares con altas concentraciones de especies endémicas y que enfrentaban altos grados de amenaza) que servirán para hacer recomendaciones para la protección de las zonas de alta diversidad.

Los investigadores de este espacio catalogaron la vegetación y determinaron que Puebla tiene cerca de 6 mil especies de flora, de las cuales 50 por ciento son de utilidad económica. Los resultados de este proyecto pionero se encuentran plasmados en el libro Flora del estado de Puebla, coeditado por la BUAP y UNAM.

La semilla, en embrión latente

“La semilla es una estructura de diseminación de las plantas, dentro de ella está latente un embrión que cuando percibe las condiciones ópticas, como humedad, cantidad de luz y temperatura adecuada, germina y genera una plantita nueva”, expresa Carlos Alberto Contreras Paredes, profesor investigador del JBU.

Por lo anterior, “nosotros estudiamos cuál es la condición óptima para el desarrollo de la planta, cuánto dura viable un embrión dentro de la semilla y además cómo establecer cultivos in vitro que nos permitan enriquecer los bancos de germoplasma, por ejemplo, a través de una estructura vegetativa”.

El curador es quien enlista las especies en peligro y después se efectúa una salida de campo para la recolección de las semillas, las cuales se trasladan a la unidad de propagación para determinar si requieren mayores cuidados. De ser así, en el laboratorio se someten a la técnica de cultivo de tejidos, o bien se emplean otros métodos de conservación de germoplasma, como el banco de semillas.

Banco de germoplasma

Para tener una especie de copia de seguridad del material genético de especies amenazadas, el Jardín Botánico dispone de una colección de germoplasma, la cual se inició en 2018 con apoyo de Botanic Gardens Conservation International. La colección resguarda 10 especies y más de 40 mil semillas.

Los diversos ejemplares son almacenados a una temperatura de -20 grados en el Laboratorio de Ecofisiología y Conservación de este espacio, para que puedan preservarse por más de 30 años; incluso, podrían perdurar hasta 150 años bajo las condiciones adecuadas.

Antes de la criopreservación, las semillas pasan por un proceso sistemático en el que se limpian, se les hace una prueba de flotación en alcohol para comprobar su viabilidad, una caracterización morfológica y se asegura que no contengan humedad, entre otras pruebas que garanticen su buen estado para la preservación.

El germoplasma guarda toda la información genética de una especie, permite saber cómo es una planta y cómo se podrá reproducir a través del tiempo. De aquí la importancia de resguardar este material, porque a largo plazo garantizará la continuidad de una determinada especie vegetal.

Germinación in vitro

Dado que los métodos de propagación tradicionales no son suficientes para conservar especies en peligro de extinción, en el Laboratorio de Cultivo de Tejidos se realiza la germinación y propagación de las plantas mediante el cultivo de sus tejidos, para que una vez que crezcan sean plantadas in situ y ex situ.

De manera previa, se realiza un protocolo sobre el proceso de desinfección y necesidades nutrimentales para el crecimiento de cada semilla. Luego, en el fondo de un frasco de vidrio se coloca la semilla y el medio de cultivo con los nutrientes necesarios para germinar y desarrollarse como plántula: macro y micronutrientes, vitaminas, fuentes de carbono, agua y agar (una mezcla de polisacáridos que dará una consistencia sólida y de soporte). Este frasco es sellado herméticamente y colocado en una cámara de incubación con condiciones controladas de luz, temperatura y humedad.

Después de un lento crecimiento, los retoños comienzan un proceso de adaptación ambiental en un frasco con sustrato. Ya adaptadas, las plantas pasan al invernadero y se quedan allí en resguardo.

Crecimiento en invernaderos

Para el crecimiento de las plantas, el Jardín Botánico dispone de invernaderos o macrotúneles de propagación. José Luis Arturo Parra Suárez, horticultor principal, explica que la primera etapa es la germinación con enraizamiento. Este sitio es una especie de cunero, la planta estará de tres a seis meses, dependiendo de la especie.

En una segunda etapa, se simulan las condiciones naturales; el tiempo de estancia varía entre los seis meses y los dos años. En la última etapa, la cantidad de sombra y humedad disminuyen para acostumbrar a las plantas a las condiciones ambientales naturales de la zona donde serán alojadas. En este espacio permanecen de seis a tres años. Finalmente, estos seres vivos pasarán a formar parte de la colección viva del JBU, se intercambiarán con otros jardines botánicos o donarán.

Allen J. Coombes, curador de las colecciones científicas, decide el número a sembrar y el sitio de plantación. “Cada una necesita un lugar especial. Algunas pueden crecer en lugares muy secos, otras son muy difíciles de crecer aquí, entonces necesitamos crear un lugar muy especial para algunas plantas”.

“Año con año nosotros estamos estableciendo plantas a la colección en la temporada de lluvia, con alrededor de 300 a 400 de diferentes especies”, añade José Luis Arturo Parra Suárez, quien ratifica que es el mismo número para intercambio y donaciones.

La biodiversidad biológica de México es una de las más importantes en el mundo. De acuerdo con datos de la Semarnat, se ubica entre los cinco países con mayor número de especies de plantas vasculares: se han descrito poco más de 25 mil especies, de las cuales entre 50 y 60 por ciento son endémicas. Sin embargo, la falta de planes y programas de conservación, así como actividades del ser humano, como pastoreo, desmonte y crecimiento urbano, propician su extinción.

La pérdida de especies y de ecosistemas es más acelerada en el presente que en siglos anteriores. En 250 años han desaparecido 600 especies de plantas del planeta. Por ello, el Jardín Botánico Universitario de la BUAP, mediante un trabajo interdisciplinario de sus investigadores, está comprometido con la conservación de la diversidad biológica.

Inaugura el Rector Alfonso Esparza el Museo Carolino en el Centro de la Cultura y los Saberes

El edificio Carolino es el corazón de la BUAP y ahora se convierte en un referente para la vida cultural en Puebla gracias al proyecto impulsado por el Rector Alfonso Esparza Ortiz para transformar este espacio en el Museo Carolino Centro de la Cultura y los Saberes, inaugurado este jueves y donde se abrió al público la exposición “Víctimas y Victimarios” del artista Rivelino.

“Como rector de la BUAP, y a pocos días de concluir mi gestión, es motivo de enorme satisfacción cumplir mi compromiso de impulsar este ambicioso proyecto y hacer realidad la creación de este Museo, que estoy seguro, se convertirá en poco tiempo en uno de los más importantes de Puebla”, señaló el Rector Esparza durante la inauguración.

Recordó que la idea de trasladar las dependencias que funcionaban en el edificio Carolino a la Torre de Gestión Académica y Servicios Administrativos, en Ciudad Universitaria, fue no sólo concentrar en un solo espacio estas oficinas, sino también resignificar este inmueble de alto valor histórico y arquitectónico, a fin de convertirlo en un espacio público, abierto a todos los creadores como un punto de encuentro entre ellos y la población, para consolidarse como un referente cultural.

Para concretar este proyecto se realizaron obras de mantenimiento, se implementaron espacios al interior del claustro, galerías y zonas para servicios, resguardando en todo momento la estructura histórica del inmueble, a fin de preservar su valor arquitectónico. Una labor coordinada por el doctor Jorge Rodríguez y Morgado, a quien el Rector Alfonso Esparza agradeció por ser un artífice importante en toda su gestión.

De esta forma, este museo formará parte de un proyecto de alto impacto y alcance, que busca convertir este importante inmueble monumental en un centro que albergue diversas actividades culturales, científicas y artísticas, así como los saberes en que se sustenta el desarrollo individual y social de las personas.

“Aspiramos a que este Museo Carolino sea un centro de reunión de artistas, investigadores, escritores, científicos, y todas aquellas personas que deseen compartir sus competencias, innovaciones y creaciones y así establecer un diálogo amplio, plural e inclusivo que genere nuevas propuestas y dé paso a una amplia participación social en la generación y divulgación de los saberes”.

Lo que se espera, añadió el Rector Esparza Ortiz es que el nuevo Centro de la Cultura y los Saberes sea el punto focal del Barrio Histórico Universitario cuyo proyecto ya fue diseñado para que quede a disposición de las próximas autoridades institucionales. Se trata de una propuesta en la que confluye la gestión del patrimonio histórico universitario que incluye 45 edificios, que pone en valor dicho acervo y genera conciencia sobre la relevancia de su preservación de manera sustentable por toda la sociedad, lo cual también puede incidir en la recomposición del tejido social del entorno en donde se encuentra.

Por su parte, el artista Rivelino agradeció la apertura de este espacio donde se albergan en seis salas más de 100 esculturas, en las que se aborda el tema de la violencia, desde un punto de vista de reflexión acerca de cómo tratamos los seres humanos a la naturaleza, a los otros y a nuestro propio cuerpo.

Rivelino reconoció al Rector Alfonso Esparza la confianza hacia su trabajo y calificó como todo un honor exponer en la Universidad, un espacio de pensamiento libre donde se pueden explorar temas como la violencia.

En la inauguración también estuvo presente el maestro Flavio Guzmán Sánchez, Vicerrector de Extensión y Difusión de la Cultura, quien recordó la importancia que tiene el edificio Carolino no sólo para la vida universitaria sino para la cultura en Puebla. Advirtió que este inmueble se convertirá desde ahora en un recinto donde convergen la cultura, las artes y la ciencia, el Centro de la Cultura y los Saberes de la BUAP.

“Será un espacio de proyección para todas aquellas manifestaciones culturales, artísticas y científicas que busquen ser vistas y escuchadas no sólo por un público universitario, sino por todas aquellas personas ávidas de propuestas de calidad”.

Es así como el Museo Carolino Centro de la Cultura y los Saberes se convertirá en un nuevo espacio de expresión, que contribuirá al dinamismo de la actividad cultural del centro de la ciudad, catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

La exposición “Víctimas y Victimarios”, de Rivelino, en el Museo Carolino ubicado en el primer patio del Centro de la Cultura y los Saberes (4 Sur 104, Centro Histórico, Puebla, Puebla) permanecerá del 10 de septiembre de 2021 al 30 de enero de 2022, en un horario de 10:00 a 18:00 horas, de martes a domingo con entrada libre.

Consejo Universitario BUAP aprueba regreso presencial, escalonado y con aforo mínimo de estudiantes de áreas experimentales y clínicas

Por mayoría de votos, el Consejo Universitario aprobó el regreso presencial, escalonado y con aforo mínimo de estudiantes que están por concluir su proyecto de egreso y titulación, en áreas experimentales y clínicas del nivel superior; así también que los alumnos de licenciatura que ingresaron a la Institución en 2020 y 2021 puedan acudir a sus unidades académicas para conocer las instalaciones, respetando protocolos de seguridad sanitaria y en diversos horarios.

Al presentar este plan, Jaime Meneses Guerra, integrante de la Comisión Institucional para el Seguimiento y Evaluación para la Pandemia por COVID-19, destacó que en pleno ejercicio de su autonomía, la Institución propone acciones específicas que privilegian la vida y salud de la comunidad universitaria, además de mantener sus actividades sustantivas, apoyar a los estudiantes que están por concluir para que se titulen en tiempo y forma, y permitir a los alumnos de nuevo ingreso conocer la Universidad.

Todo ello, dijo, con apego a los protocolos de seguridad y en sinergia con los lineamientos que para el caso de la pandemia ha establecido el gobierno federal, como el acuerdo número 23/08/21 que establece el regreso presencial en el ciclo escolar 2021-2022, en todos los niveles educativos.

En la IX reunión del Máximo Órgano de Gobierno de la Institución se presentó esta propuesta del Rector Alfonso Esparza Ortiz, a través de la Comisión Institucional para el Seguimiento y Evaluación para la Pandemia por COVID-19, la cual en 16 meses de operar ha recibido 16 mil 369 solicitudes de acceso a las instalaciones de la BUAP, los cuales se han dado con apego a las observaciones, protocolos y medidas de seguridad para garantizar la integridad de todos.

Meneses Guerra precisó que las unidades académicas cuentan con 20 días hábiles, a partir de hoy, para presentar a esa comisión las solicitudes de ingreso a sus instalaciones, para que las y los alumnos de nuevo ingreso conozcan las instalaciones a través de visitas guiadas por las autoridades de cada facultad o escuela.

La BUAP ofertará la Especialidad en Estudios de Género, Masculinidades y Diversidad

En lo que fue también la séptima sesión extraordinaria, transmitida a través de la plataforma Cisco Webex Events, por unanimidad de votos se aprobó la creación de la Especialidad en Estudios de Género, Masculinidades y Diversidad, luego de darse a conocer el dictamen correspondiente por parte del Consejo de Investigación y Estudios de Posgrado, y que fue presentado por el titular de la Vicerrectoría de Investigación y Estudios de Posgrado, Ygnacio Martínez Laguna.

Dicha especialidad que ofertará la Facultad de Filosofía y Letras tiene como objetivo formar especialistas con enfoque de género, que les permita comprender los feminismos, las masculinidades y la diversidad sexual, para generar proyectos de impacto y erradicar la violencia de género.

La Especialidad en Estudios de Género, Masculinidades y Diversidad tendrá una orientación profesionalizante, constará de dos semestres y se impartirá en modalidad mixta (semiescolarizada). Actualmente, cuatro instituciones de educación superior del país imparten algún posgrado con esta orientación: las universidades Nacional Autónoma de México, de Guadalajara, Pedagógica Nacional y Autónoma del Estado de México.

Con la aprobación de esta especialidad se forma capital humano para atender necesidades sociales, como la erradicación de la violencia, y se cumplen lineamientos de organismos internacionales, como la agenda 2030 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, que establecen la incorporación de la transversalización de la perspectiva de género en funciones académicas y de investigación de las instituciones de educación superior.

BUAP, referente en conservación del patrimonio histórico documental de los derechos humanos

El tercer patio del Centro de la Cultura y los Saberes de la BUAP será sede del Centro Nacional de Memoria para los Derechos Humanos, un espacio a cargo de la Secretaría de Gobernación federal, que busca integrar los archivos documental y oral que provengan de dependencias y entidades de la administración pública federal desde 1960, así como aquellos en poder de los organismos de la sociedad civil en los que se observan violaciones graves a los derechos humanos.

Este centro tiene como fin prevenir futuras conductas que atenten contra la dignidad de las personas y la violación de sus derechos fundamentales. Por ello, realizará investigaciones especializadas, museísticas, curatoriales y pedagógicas desarrollando programas de formación académica y profesional, exposiciones y servicios de consulta. Además, para facilitar el acceso a este patrimonio histórico documental se priorizarán procesos archivísticos, como la digitalización que atiendan los preceptos de la Ley General de Archivos y del Sistema General de Archivo.

Esta propuesta presentada por el Rector Alfonso Esparza fue aprobada por unanimidad de votos por el Consejo Universitario, la cual surgió a raíz de la suscripción de un convenio de colaboración entre el gobierno federal y la BUAP para llevar a cabo proyectos de investigación y culturales, en el marco de la reciente visita a la Institución de Alejandro Encinas Rodríguez, subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación federal.

En la presentación del proyecto Marco Antonio Serrano Velázquez, director del Archivo Histórico de la Institución, destacó que este acervo documental y oral en la materia “permitirá que como sociedad podamos tener presentes estos casos que denigran a nuestra sociedad y fomentar una conciencia en la colectividad, para prevenir y evitar en lo sucesivo estas conductas que dañan a nuestra nación”.

Mencionó además que la Institución cuenta con experiencia en la conservación de patrimonio histórico, no sólo de sus bienes inmuebles, sino del acervo histórico, tal es el caso de la Biblioteca José María Lafragua y el Archivo Histórico Universitario, los cuales cuentan con un acervo documental conservados en beneficio de la sociedad.

De esta manera, “la BUAP se convertirá en un referente nacional e internacional en materia de conservación del patrimonio histórico documental de los derechos humanos”, puntualizó.

El suicido es un tema incómodo, y durante la pandemia creció, advierte titular de la DAU

El suicidio es un tema incómodo; es una idea que se llega a tener, pero no se habla, no se expresa, no se ve y tampoco se acepta. En el marco del Día Mundial de la Prevención del Suicidio, Juan Carlos Pinacho Cruz, titular de la Dirección de Acompañamiento Universitario (DAU), señaló que a pesar de que el fenómeno del suicidio no es nuevo, la pandemia sí originó un incremento en las intenciones suicidas de ciertos grupos de la población.

Informó que la DAU, previo a la emergencia sanitaria, recibía al año un reporte de entre cinco y ocho casos de intención o ideas suicidas por parte de los universitarios; pero, de marzo de 2020 al mismo periodo de 2021, este número creció a 29 solicitudes de apoyo, de las cuales más del 80 por ciento corresponden a jóvenes de nivel superior y 15 por ciento a estudiantes de nivel medio superior.

Estos casos fueron canalizados con psicoterapeutas para recibir el acompañamiento necesario por parte de especialistas de la Universidad, a través de los servicios que ofrece la DAU. Lo anterior, insistió, refleja la importancia de solicitar ayuda, pues esta fortalece, principalmente cuando hay cuadros de estrés, depresión o ansiedad agudas.

El titular de la DAU detalló que estas 29 llamadas se relacionaron con la necesidad de atención por una intención suicida o una ideación suicida, ambos conceptos diferentes, pues la ideación sólo se queda en el pensamiento recurrente de poder morir, mientras que la intención implica llevar a cabo una serie de acciones que buscan concretar esos pensamientos.

De estas 29 solicitudes, 18 fueron hechas por mujeres y 11 por hombres, lo que es contrario, dijo, a la tendencia mundial que señala que de cada cuatro hombres que atentan contra su vida, solo una mujer lo hace.

“No es lo típico o usual, pero también se exploran otras situaciones que acompañan a esta situación, por ejemplo hay factores asociados a un manejo inadecuado del estrés, el cual se trata de una reacción normal o natural del organismo ante situaciones que lo desequilibran, aunque no siempre implican acontecimientos negativos; sin embargo, cuando no es bien manejado o no hay recursos suficientes a nivel de la personalidad para enfrentarlo de manera positiva, entonces ese estrés se convierte en distrés”.

El distrés, explicó, afecta una serie de esferas de interacción que conforman nuestra cotidianeidad, entre las que están las relaciones personales, el rendimiento académico o laboral, entre otras.

Otro factor asociado con la intención suicida es el abuso en el consumo de alcohol o drogas, que cuando se presentan desencadenan otros comportamientos que pueden dar como resultado un suicidio. Asimismo, la imposibilidad de comunicar eventos relacionados con la sexualidad, es decir, una persona que tiene una orientación sexual diferente y que ha encontrado rechazo o discriminación en su núcleo familiar o grupo social más cercano, también es motivo para sentirse vulnerable, tener una baja autoestima y desencadenar en otras ideas que atenten contra la vida.

Aunado a estos factores, el maestro Pinacho Cruz mencionó los abusos sexuales o violaciones, específicamente en poblaciones de mujeres, ya que este tipo de experiencias también se vinculan con la vulnerabilidad emocional que puede desencadenar un evento suicida.

“En términos de salud, son dos los factores que encontramos dentro de la DAU respecto al tema suicida. Uno es el trastorno del estado de ánimo, específicamente la depresión y los trastornos de ansiedad. Estas dos enfermedades de tipo psicológico y psiquiátrico inciden en el estado de ánimo de las personas justamente para motivar y despertar el sentido de muerte, por eso es muy importante la atención a la salud mental desde temprana edad y sobre todo contar con una atención emocional personal cuando se está viviendo algo parecido”.

Al respecto, recalcó que a pesar de que la DAU proporciona atención a las y los estudiantes que solicitan citas con personal especializado, son ellos quienes deben tener la posibilidad de un mínimo de convencimiento de que existe alguien que puede colaborar con él o ella, para superar la crisis relativa a su intención o idea suicida. “Es decir, si el joven o la chica no tiene un mínimo de motivación, a pesar de ir a la psicoterapia es posible que pueda llegar a cometer o atentar contra su vida, porque al final de cuentas la psicoterapia no es una receta mágica, por eso es importante que tengan apoyo y encuentren un enganchamiento a la atención emocional”.

Para este año la DAU realiza su tercera jornada de Prevención del Suicidio en el marco del Día Mundial para la Prevención del Suicidio, donde destaca el mensaje mediante el hashtag #PedirAyudaTeFortalece, con la intención de contraponerse a esa idea habitual que hace pensar que solicitar ayuda es signo de debilidad.

Esta jornada, que inició desde el lunes y concluye este viernes, ofreció conferencias, pláticas y talleres virtuales gratuitos, a través de las distintas plataformas de la Universidad, como la página en Facebook de la DAU, Radio y TV BUAP, YouTube, entre otras, donde se podrán reproducir las actividades relacionadas con el cuidado de la salud emocional y otros temas vinculados a estrategias para superar pérdidas.