TRENDING

Inicio TRENDING

Refrenda Alfonso Esparza el compromiso de atender necesidades de los campus regionales

En 2016 el Rector Alfonso Esparza Ortiz tuvo la visión y el compromiso de atender las necesidades de los campus regionales; ese esfuerzo hoy se ve reflejado en una mejor infraestructura educativa que permite a los universitarios gozar de las mismas oportunidades, independientemente de la sede a la que pertenezcan. En el campus de Izúcar de Matamoros, del Complejo Regional de la Mixteca, Esparza Ortiz inauguró este día un auditorio con capacidad para 2 mil 340 personas, además de instalaciones sanitarias y una cafetería.

“Hoy tenemos nuevos desafíos; la pandemia nos hizo también aprender y mejorar nuestras competencias para seguir trabajando en forma coordinada. Estoy muy satisfecho de haber contribuido  al prestigio de nuestra institución y de haber cumplido nuestros compromisos y superar con creces las metas establecidas en el Plan de Desarrollo Institucional”, aseguró durante la entrega de estos espacios.

Las obras inauguras representan un compromiso que se cumplió, luego que el Rector Esparza Ortiz escuchara a la comunidad de la Mixteca. Ahí, al realizar un recorrido agradeció las muestras de apoyo y cariño, el acompañamiento, vocación, esfuerzo y consejos en todo lo vivido, durante ocho años de trabajo ininterrumpido.

“Este complejo siempre ha sido motivo de orgullo, un ejemplo de cómo se pueden generar sinergias y trabajar en conjunto, a partir de la creación de espacios dignos”, expresó.

Acompañado del director del Complejo Regional de la Mixteca, Gabriel Pérez Galmiche, recordó que en este campus eran complicados los accesos, además de que no se contaban con instalaciones dignas, de ahí que iniciara un proyecto que no sólo se concentraba en el mejoramiento de la infraestructura, sino también en mejorar las condiciones académicas. En todo este esfuerzo estuvo presente el doctor Pérez Galmiche y ahora se aprecia el crecimiento de este campus en la Mixteca, señaló.

Estas acciones anti-pandemia, como las llamó el Rector Alfonso Esparza, consistieron en adecuar una nave para instalar un auditorio con capacidad para 2 mil 340 personas, esto derivado de una solicitud de la propia comunidad de esta unidad académica.

En este espacio, aseguró, se podrán celebrar actividades artísticas, culturales y académicas, las cuales se llevarán a cabo con el equipo de sonido e iluminación adecuado para que los asistentes tengan claridad en lo que se comunica.

El auditorio cuenta con un escenario, salidas de emergencia, salida para voz y datos, iluminación LED de ahorro de energía e instalaciones sanitarias, pues se colocó un biodigestor con capacidad de 7 mil, una conexión de la cisterna existente y un hidroneumático para el servicio de sanitarios.

Asimismo, Esparza Ortiz entregó una nueva cafetería en esta misma nave, con áreas para preparación de alimentos, comedor e instalaciones hidráulicas, eléctricas y sanitarias, además de canalización para voz y datos, detección de humos y video vigilancia. De esta forma, los estudiantes, académicos y personal administrativo podrán disfrutar y convivir en este nuevo auditorio y cafetería, una vez que las condiciones sanitarias lo permitan.

Por su parte, Pérez Galmiche comentó que la BUAP vive y se define a través de sus logros y metas, por eso agradeció al Rector Alfonso Esparza Ortiz el compromiso durante su gestión, en beneficio de los estudiantes, académicos e incluso con el devenir del estado y país.

De esta forma, entre muestras de apoyo y agradecimiento, el Rector Alfonso Esparza se vio cobijado por los profesores que integran esta sede, donde los resultados hablan por sí solos: siempre en beneficio de la formación integral de los estudiantes.

El Centro de la Cultura y los Saberes: un sitio vivo de interacción para la convivencia y el aprendizaje: Alfonso Esparza Ortiz

El ahora Centro de la Cultura y los Saberes será un espacio para el disfrute de las y los universitarios, así como para la sociedad en su conjunto, con el propósito de hacer del histórico inmueble un sitio vivo de interacción para la convivencia y el aprendizaje, señaló el Rector Alfonso Esparza Ortiz al dar a conocer la apertura del Museo Carolino con la exposición de entrada gratuita, Víctimas y Victimarios, del escultor Rivelino.

En rueda de prensa, en la cual estuvo acompañado del artista plástico que logró presencia internacional con sus esculturas de gran tamaño diseñadas para el espacio público, el Rector de la BUAP expresó: “Estoy seguro que el Museo Carolino, del Centro de la Cultura y los Saberes, se convertirá en punto de referencia de la vida cultural en Puebla y además contribuirá a revitalizar el Centro Histórico de nuestra ciudad”.

Al trasladar a la Torre de Gestión Académica y Servicios Administrativos, de Ciudad Universitaria, diversas dependencias que estaban alojadas en el Edificio Carolino, Esparza Ortiz recordó que este inmueble será destinado para la realización de actividades culturales y de vinculación.

“El Museo Carolino, ubicado en el primer patio del edificio, se inaugurará con una exposición del escultor Rivelino, destacado artista plástico que ha presentado su obra en múltiples espacios en diferentes países del mundo, y que es ampliamente reconocido por sus esculturas monumentales y sus construcciones bidimensionales en pequeño y gran formato”.

Expresó que su objetivo fue concluir su gestión con la puesta en marcha de la primera etapa, que corresponde al primer patio del edificio, el cual seguirá siendo la base de la representación institucional. “Es el inicio de un proyecto que yo espero que continue, de acuerdo con lo que se aprobó en el Consejo Universitario, que tiene que ver básicamente con la ampliación de la Biblioteca Lafragua, para mayores espacios de presentación y exhibición”.

Museo Carolino

En el primer patio, del Centro de la Cultura y los Saberes, donde se ubica el nuevo Museo Carolino, se llevaron a cabo trabajos de mantenimiento y limpieza en los espacios interiores del claustro, conservando las construcciones históricas, precisó el Rector Alfonso Esparza Ortiz.

También se pulieron los pisos de piedra de Santo Tomás, se fabricaron bases de madera para la obra en exhibición, se adecuaron las salidas de emergencia y se colocaron cortinas especiales para oscurecer los espacios que lo requieren.

Asimismo, refirió, se cambiaron las instalaciones eléctricas, de iluminación y se pusieron reflectores especiales de tecnología LED, además de un sistema de videovigilancia y seguridad para detección de humos, así como alarmas.

El espacio incluye, además de siete galerías, una cafetería como espacio de convivencia para los asistentes, servicios sanitarios con áreas adecuadas, incluidos los de personas con discapacidad, y se dio mantenimiento a la característica cantera gris del patio.

Víctima y Victimarios

El Edificio Carolino, por cuyos pasillos un día caminaron personajes como el sabio Carlos de Sigüenza y Góngora o el historiador Francisco Javier Clavijero, abre sus puertas con un renovado rostro: el Centro de la Cultura y los Saberes, un espacio que refrenda la misión que lo ha sostenido durante más de cuatro siglos: la educación.

El primer patio del inmueble de finales del siglo XVI cobijará la exposición Víctimas y Victimarios, del escultor Rivelino, quien ha ganado prestigio con esculturas de gran tamaño diseñadas para el espacio público: , dos dedos índices de frente en bronce blanco que invitan a la reflexión sobre la igualdad; Nuestros silencios, serie de figuras amordazadas que cuestionan derechos como la libertad de expresión; o Raíces, una insólita instalación conformada por un órgano plástico de 1.2 kilómetros de longitud que conectó edificios, plazas y museos de la Ciudad de México, en alusión a la memoria histórica y la identidad colectiva.

Tres salas dobles del primer patio, con las cuales el nuevo Centro de la Cultura y los Saberes abre sus puertas a las y los poblanos, albergará más de 100 esculturas y relieves del artista jaliscience, de diversos tamaños y materiales. Barro, cerámica, carbón, madera, ceniza volcánica, hojas de oro y plata dan vida y significado al tema de esta exposición: la violencia que trastoca, vulnera, transgrede a víctimas y victimarios, desde la naturaleza hasta el ser humano –mujeres, niñas, niños, hombres, personas de la tercera edad y jóvenes– víctimas y victimarios por igual en el enjambre social de este siglo XXI.

Una pieza que ha sido expuesta en España, Portugal, Alemania, Rusia, Italia, Inglaterra, Ciudad de México y Estados Unidos, será parte de esta muestra: La caja táctil, diseñada para el espacio público y dirigida principalmente a las personas ciegas, cuyas cuatro caras del cubo a través de un par de orificios podrá ser explorado por dentro, mientras también en nuestros adentros despertará emociones.

Sobre Víctimas y Victimarios –la mayoría de sus piezas creadas para la inauguración del remodelado primer patio del Carolino, sólo 15 por ciento corresponde a colecciones privadas–, Rivelino, quien se dice “fiel a sí mismo”, expresa: “Tenía deseos de hacer una obra así: compleja, reflexiva, incluyente”.

La exposición consta de tres cuerpos de obra distribuidos en tres salas dobles. El primero, la violencia que ha experimentado la naturaleza por el crecimiento de las sociedades, se expresa en 24 relieves de variados materiales, como cerámica, carbón, madera, hoja de oro, hoja de plata y ceniza volcánica.

La segunda obra es una instalación que aborda la violencia infringida sobre el cuerpo humano, la cual se significa con 60 esculturas de barro, minuciosamente colocadas a lo largo y ancho de la sala central, un espacio que estará ambientado en penumbra para reflexionar y será la antesala del tercer tema: la luz, la sala dorada que cierra el círculo.

Con una trayectoria de casi 20 años, el artista plástico cuenta con más de 60 muestras colectivas y 35 individuales en México y el extranjero. En 2010 participó en la Expo Universal Shanghái con la obra de gran formato Diálogos naturales. En los últimos años se ha interesado en la relación espectador-obra de arte-entorno urbano. Nuestros silencios, muestra de escultura monumental sobre la libertad de expresión, se presentó de 2010 a 2011 en Lisboa, Bruselas, Madrid, Potsdam, Roma, Londres, Moscú, San Petersburgo y en el zócalo de la Ciudad de México.

En 2015 inauguró su más reciente obra monumental , en la plaza pública más importante de la capital inglesa, Trafalgar Square, una pieza que consiste en dos dedos índices enfrentados, de color blanco fundidos en bronce, pero no confrontados. En 2017, se exhibió en la Macroplaza de Monterrey, Nuevo León, y en el Instituto Cultural Cabañas, en Guadalajara, Jalisco.

Así, el Museo Carolino albergará la obra de este artista plástico que a través del arte busca despertar emociones, pero sobre todo invitar a la reflexión. En este caso, un tema de lesa humanidad, la violencia en sus más variadas manifestaciones dispuestas en este inmueble, asiento del poder espiritual de la Compañía de Jesús, se resignifica como un espacio de la cultura y el arte, en el cual convergen la historia y la identidad colectiva en el entramado social de más de cuatro siglos.

La exposición Víctimas y Victimarios, de Rivelino, en el Museo Carolino ubicado en el primer patio del Centro de la Cultura y los Saberes (4 Sur 104, Centro Histórico, Puebla, Puebla) permanecerá del 10 de septiembre de 2021 al 30 de enero de 2022, en un horario de 10:00 a 18:00 horas, de martes a domingo con entrada libre.

Con dignificación de espacios, el HUP de la BUAP preserva la salud de las y los universitarios

En los últimos años, la BUAP ha centrado sus esfuerzos en preservar la salud de las y los universitarios. Muestra de ello es la dignificación de espacios y los avances significativos que se han realizado en infraestructura y en la adquisición de equipo médico para el Hospital Universitario de Puebla (HUP), por lo que en esta modernización se suman nueve habitaciones privadas, salas con dos y cuatro camas con servicios hidrosanitarios completos, jefatura médica de servicio, residencia para mujeres y hombres, así como un aula de docencia para actividad académica y revisión de casos clínicos en beneficio de 23 residentes.

En este espacio, el Servicio Especializado de Medicina Interna, que entregó el Rector Alfonso Esparza Ortiz para mejorar la atención de derechohabientes y población en general, así como su seguridad se diseñó de acuerdo con la norma NOM-016-SSA3-2012 de infraestructura hospitalaria.

En el recorrido, el Rector Alfonso Esparza corroboró las adecuaciones tecnológicas realizadas a este servicio médico, entre las cuales destaca un sistema de llamada para ser utilizado por los pacientes, para que en caso de emergencia la señal llegue a la central de enfermeras y se agilice la atención oportuna. Además, la instalación de iluminación de toda el área cuenta con tecnología LED, que supera lo indicado en la norma oficial mexicana NOM-001-SEDE-2012.

Este servicio médico, ubicado en el primer piso del edificio de oncología del HUP, también dispone de un aislado con baño completo, tres semi aislados, central y jefatura de enfermeras, espacio para la preparación de medicamentos, servicios sanitarios para enfermeras, dos roperías, dos sépticos y Área de Residuos Peligrosos Biológico-Infecciosos (RPBI).

Por otra parte, se establecieron en el HUP tres sistemas de agua caliente para un total de 85 regaderas en las áreas de hospitalización y rehabilitación médica. El primer sistema es para 60 regaderas, se ubica en el cuarto de máquinas del edificio (HUP) y da servicio a la torre hospitalaria; el segundo sistema es para 21 regaderas, se localiza en el área de servicio del edificio de oncología y da servicio al área de Medicina Interna; y el tercer sistema es para cuatro regaderas situado en el cuarto de máquinas del área de rehabilitación médica y da servicio a esta área.

Los tres sistemas cuentan con recirculación de agua caliente para ahorrar cerca de 12 mil galones de líquido por año por cada regadera, eliminando el desperdicio que ocurre cuando los ocupantes abren el mono mando y tienen que esperar hasta media hora a que la temperatura se eleve.

A través de estas acciones, se aprecia un avance sin precedente en la atención médica y adecuación de estos espacios del Hospital Universitario de Puebla, en beneficio de sus derechohabientes y de la población en general.

En los últimos años, la BUAP ha centrado sus esfuerzos en preservar la salud de las y los universitarios. Muestra de ello es la dignificación de espacios y los avances significativos que se han realizado en infraestructura y en la adquisición de equipo médico para el Hospital Universitario de Puebla (HUP), por lo que en esta modernización se suman nueve habitaciones privadas, salas con dos y cuatro camas con servicios hidrosanitarios completos, jefatura médica de servicio, residencia para mujeres y hombres, así como un aula de docencia para actividad académica y revisión de casos clínicos en beneficio de 23 residentes.

En este espacio, el Servicio Especializado de Medicina Interna, que entregó el Rector Alfonso Esparza Ortiz para mejorar la atención de derechohabientes y población en general, así como su seguridad se diseñó de acuerdo con la norma NOM-016-SSA3-2012 de infraestructura hospitalaria.

En el recorrido, el Rector Alfonso Esparza corroboró las adecuaciones tecnológicas realizadas a este servicio médico, entre las cuales destaca un sistema de llamada para ser utilizado por los pacientes, para que en caso de emergencia la señal llegue a la central de enfermeras y se agilice la atención oportuna. Además, la instalación de iluminación de toda el área cuenta con tecnología LED, que supera lo indicado en la norma oficial mexicana NOM-001-SEDE-2012.

Este servicio médico, ubicado en el primer piso del edificio de oncología del HUP, también dispone de un aislado con baño completo, tres semi aislados, central y jefatura de enfermeras, espacio para la preparación de medicamentos, servicios sanitarios para enfermeras, dos roperías, dos sépticos y Área de Residuos Peligrosos Biológico-Infecciosos (RPBI).

Por otra parte, se establecieron en el HUP tres sistemas de agua caliente para un total de 85 regaderas en las áreas de hospitalización y rehabilitación médica. El primer sistema es para 60 regaderas, se ubica en el cuarto de máquinas del edificio (HUP) y da servicio a la torre hospitalaria; el segundo sistema es para 21 regaderas, se localiza en el área de servicio del edificio de oncología y da servicio al área de Medicina Interna; y el tercer sistema es para cuatro regaderas situado en el cuarto de máquinas del área de rehabilitación médica y da servicio a esta área.

Los tres sistemas cuentan con recirculación de agua caliente para ahorrar cerca de 12 mil galones de líquido por año por cada regadera, eliminando el desperdicio que ocurre cuando los ocupantes abren el mono mando y tienen que esperar hasta media hora a que la temperatura se eleve.

A través de estas acciones, se aprecia un avance sin precedente en la atención médica y adecuación de estos espacios del Hospital Universitario de Puebla, en beneficio de sus derechohabientes y de la población en general.

Contenderán por la Rectoría de la BUAP: Lilia Cedillo, Guadalupe Grajales y Ricardo Paredes

Luego de recibir sus constancias de idoneidad, ante la Comisión Electoral este jueves 2 de septiembre se registraron como candidatos y candidatas a la Rectoría de la BUAP, periodo 2021-2025, los académicos María del Socorro Guadalupe Alicia de la Inmaculada Concepción Grajales y Porras, María Lilia Cedillo Ramírez y Ricardo Paredes Solorio.

De acuerdo con la convocatoria para la elección de rector o rectora de la BUAP, publicada el pasado 19 de agosto, la campaña electoral se realizará de manera electrónica a partir de las 8:00 horas del 6 de septiembre y hasta las 18:00 horas del 17 de septiembre, en el apartado «Conoce a tu candidato» y en las redes sociales oficiales de cada candidato, que se darán a conocer en la página web https://eleccionrectoria2021.buap.mx/

De igual manera, la jornada de auscultación sectorial se llevará a cabo de manera electrónica el 20 de septiembre, de 8:00 a 18:00 horas. La calificación de la elección será el 22 de septiembre y la toma de posesión el 4 de octubre.

En lo que fue la última fase de actividades de la Comisión de Auscultación, sus integrantes entregaron el pasado 1 de septiembre las constancias de idoneidad a los hoy registrados, así como al maestro José Víctor Rosendo Tamariz Flores, quien ya no acudió a registrarse.

Para emitir este dictamen, los integrantes de esa comisión revisaron y analizaron los currículos de los aspirantes, así como sus propuestas de trabajo. Además, las opiniones de la comunidad universitaria a favor de estos, el resultado de las entrevistas que se les practicaron a cada uno los días 30 y 31 de agosto, y la acreditación de sus actividades académicas.

Entre los requisitos que cubrieron los hoy candidatos registrados están tener grado de maestría o superior expedido por una universidad reconocida, antigüedad mínima de 5 años ininterrumpidos en la Institución, ser profesor o investigador titular definitivo, haberse distinguido en su actividad profesional y gozar de reconocimiento. Así también, no ser funcionario público ni dirigente de partido político el día de la elección, ni ser ministro de culto religioso.

Entregan constancias de idoneidad como candidatas y candidatos a la Rectoría de la BUAP

Con apego a la normativa institucional, la Comisión de Auscultación del Honorable Consejo Universitario entregó constancias de idoneidad como candidatos y candidatas a la Rectoría de la BUAP, periodo 2021-2025, a María Lilia Cedillo Ramírez, María del Socorro Guadalupe Alicia de la Inmaculada Concepción Grajales y Porras, Ricardo Paredes Solorio y José Víctor Rosendo Tamariz Flores.

En lo que fue la última fase de actividades de la Comisión de Auscultación, sus integrantes indicaron que tras este proceso las y los aspirantes tienen el derecho de registrarse como candidata o candidato ante la Comisión Electoral este 2 de septiembre y realizar campaña del 6 al 17 de septiembre.

Para emitir este dictamen, la Comisión de Auscultación revisó y analizó los currículos de los aspirantes, así como su propuesta de trabajo a desarrollar en el periodo 2021-2025. Asimismo, valoró las opiniones de la comunidad universitaria a favor de estas y estos, el resultado de las entrevistas que se les practicaron a cada aspirante y la acreditación de las actividades académicas y de otra índole.

Tras recibir su carta de idoneidad, cada uno de los y las aspirantes agradeció el trabajo imparcial de esta comisión conformada por académicos y estudiantes de distintas facultades de la Universidad, quienes les desearon a los futuros candidatos el mayor éxito en el proceso de elección de rector o rectora para el periodo 2021-2025, cuya jornada tendrá lugar el próximo 20 de septiembre.

El patrimonio inmobiliario de la BUAP, invaluable y orgullo para Puebla

La política patrimonial instrumentada por la BUAP en el resguardo de bienes inmuebles, hace de esta un referente y la ubica como una institución de educación superior que custodia el mayor número de edificios históricos en el centro de una ciudad colonial, como lo es Puebla, siendo un caso único en América Latina, afirmó José Carlos Bernal Suárez, secretario General de la Institución, durante la presentación del libro El paisaje del barrio histórico universitario. Siglos XVI-XXI, de la doctora Rosalva Loreto, durante la Feria Nacional del Libro de la BUAP.

En representación del Rector Alfonso Esparza Ortiz, destacó que esta política patrimonial de la BUAP se orienta hacia un esquema de preservación inclusiva y sustentable, mediante la propuesta de configurar el Barrio Histórico Universitario, con el cual se aspira a que la Máxima Casa de Estudios en Puebla pase a formar parte de las cinco universidades declaradas por la UNESCO como Patrimonio Mundial.

Tras señalar que el patrimonio inmobiliario de la Institución es invaluable y es motivo de orgullo de la comunidad universitaria y la población, debido a su riqueza histórica, cultural y arquitectónica, consideró: “Podemos afirmar que la labor de la BUAP permitirá revalorizar para los universitarios y la sociedad en su conjunto la gran responsabilidad que hemos asumido al adquirir y dar un uso educativo, científico y cultural a los edificios, generando un alto impacto en la preservación y estabilidad del Centro Histórico de la ciudad de Puebla”.

En su trasmisión virtual, Flavio Guzmán Sánchez, vicerrector de Extensión y Difusión de la Cultura, señaló que la citada obra trata de evidenciar la manera en que una acertada gestión y política académica logró consolidar, a lo largo de cinco décadas, el patrimonio inmobiliario de la BUAP conformado por 45 edificios históricos.

Monserrat Gali Boadella, investigadora del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades “Alfonso Vélez Pliego”, recalcó que con este libro la BUAP se pone a la cabeza de las universidades Iberoamericanas en el estudio y estrategias de preservación de su patrimonio edificado. A su vez, Jessica Ramírez, del Instituto Nacional de Antropología e Historia, destacó el trabajo de la autora, quien aborda este patrimonio vinculado a su historia y al tejido social, y lo convierte en una herramienta dinamizadora para fortalecer la identidad colectiva.

La autora del libro El paisaje del barrio histórico universitario. Siglos XVI-XXI, obra en dos volúmenes, Rosalva Loreto, agradeció la publicación del libro y reconoció el trabajo conjunto con jóvenes investigadores, de quienes destacó “la responsabilidad de salvaguardar este paisaje, porque este paisaje en verdad representa el derecho a la belleza, que es un derecho humano”.

Rector Alfonso Esparza inaugura HUP Infantil y Clínica de la Mujer

Para atender necesidades específicas de mujeres, niños y niñas, a fin de garantizar su salud y bienestar integral, el Rector Alfonso Esparza Ortiz inauguró el HUP Infantil y Clínica de la Mujer del Hospital Universitario de Puebla, espacios que sentarán las bases de un programa de alto nivel enfocado a la promoción y prevención de la salud de estos segmentos de la población. Asimismo, entregó un área para la realización de cirugías ambulatorias, con tres nuevos quirófanos.

Esparza Ortiz aseguró que desde el inicio de su gestión se preocupó en forma primordial y sustancial por la salud de la comunidad universitaria. Recordó que una de sus primeras acciones fue intervenir el Hospital Universitario en partes no tan visibles, como la energía eléctrica y el agua, que frenaban su desarrollo y afectaban la atención hospitalaria.

“En el transcurso de los ocho años de la gestión hicimos muchísimas acciones que permitieron que hoy podamos mencionar que las enfermeras, médicos y residentes cuentan con mejores condiciones de trabajo, salarios y certeza laboral; además de tener instalaciones de primer mundo. Lo anterior implicó un trabajo en equipo; un distintivo de esta administración para concretar diversos proyectos”, destacó el Rector.

Por su parte, Eulalio Morales Palacios, director del HUP, resaltó la importancia de tener espacios dedicados a la atención de la salud mental y alimentaria, con el fin de evitar en un futuro el desarrollo de enfermedades crónico-degenerativas. Adicionalmente, en la planta alta de este inmueble hay un área de quirófanos, con toda la normatividad, para la realización de cirugías ambulatorias. Por lo tanto, estas obras enriquecen el servicio médico del Hospital Universitario de Puebla en beneficio de los derechohabientes.

En el HUP Infantil y Clínica de la Mujer se ofrecerán consultas de nutriología, psicología y se realizarán estudios como el tamiz auditivo y visual a los infantes, además de brindar terapia de lenguaje a los pacientes que lo requieran. En el primer piso de este mismo inmueble se instalaron tres nuevos quirófanos para cirugías ambulatorias, lo que permitirá agilizar la atención de las personas que necesitan someterse a algún procedimiento, pero que no requieren de hospitalización.

Estas nuevas instalaciones tratarán dos problemas fundamentales: promoción de la salud y prevención de la enfermedad en niños y mujeres. Con relación a las áreas destinadas a los infantes, se buscan diagnosticar enfermedades a temprana edad; por ello la importancia del tamiz visual y auditivo, exámenes médicos que se realizan con frecuencia en Estados Unidos y en Europa, mientras en México solo se lleva a cabo como rutina médica el tamiz metabólico, provocando el retraso del resto de los estudios médicos.

El tamiz auditivo incluso puede realizarse a recién nacidos, ya que ahora el HUP tiene equipos nuevos y adecuados para la niñez. Por lo que ahora el médico puede darse cuenta de las alteraciones auditivas y prevenir problemas del lenguaje, incluso en casos de que no desarrollen el lenguaje al haber nacido sordos.

En tanto el tamiz visual o evaluación oftalmológica se trata de un diagnóstico precoz de enfermedades visuales; se realiza a niños a partir de los seis años. Mientras la terapia de lenguaje tiene como finalidad ayudar a los infantes al óptimo desarrollo de esta capacidad.

La relevancia de estas atenciones tempranas en los primeros años de vida se completan con un diagnóstico precoz, con el fin de minimizar el daño y brindar una atención adecuada, para abonar a un mejor desarrollo y calidad de vida.

Además, el inmueble tiene nueve consultorios, farmacia, rampas para el acceso de camillas y personas con discapacidad, áreas de anestesia, de recuperación de pacientes y cuarto séptico, todo ello debidamente equipado con apego a las normas sanitarias vigentes.

Las instalaciones del edificio, que décadas atrás ocupó el Centro de Cálculo, incluyen una cisterna de captación de aguas pluviales, una planta de energía eléctrica de emergencia, iluminación LED para ahorro de energía, sistema de gases medicinales, voz y datos, alarmas de intrusión, detección de humos y video vigilancia.

Ideas plasmadas en papel hechas realidad

El HUP Infantil y Clínica de la Mujer, así como el área de cirugía ambulatoria, ubicados en la 49 poniente número 1102, colonia Reforma Agua Azul, ofrece servicios que diversifican la atención médica del HUP, con el cometido de poner al alcance de los pacientes consultas, terapias y especialidades médicas, para el cuidado integral e interdisciplinario de la salud de mujeres y niños.

La planta baja dispone de recepción, dos salas de espera para consultorios, farmacia con recepción, oficina, sanitario privado, almacenamiento y dispensación, bodega, recepción y almacén, nueve consultorios, gerencia, trabajo social, cuarto de archivo, cocineta para médicos, sanitarios; cuartos eléctrico, para planta de emergencia, Residuos Peligrosos Biológico-Infecciosos (RPBI), comunicaciones y de limpieza QX; bodega, elevador personal y para camillas con cuarto de máquinas, dos módulos de escaleras y anexo al edificio un cuarto para gases medicinales.

En la planta alta se encuentran un área destinada a cirugías ambulatorias, con dos salas de espera, una infantil y otra para adultos; tres salas de cirugía; áreas de trabajo de anestesia, blanca para circulación de médicos, gris para recuperación de pacientes y negra con vestidores y sanitarios; cuarto séptico, dos áreas de lavado de manos (una en pasillo de área gris y otra en pasillo de área blanca); central de equipos y esterilización (CEYE) con dos exclusas para material limpio y sucio; vestidores y área de descanso para médicos y módulos de sanitarios.

El fomento a la lectura, una tarea permanente en la BUAP

El libro es uno de los instrumentos esenciales de aprendizaje y disfrute, pues permite compartir pensamientos e ideas, conocimientos y emociones, los cuales posibilitan diálogos más allá de los límites que imponen el tiempo y el espacio. “Por eso en la BUAP reivindicamos la lectura como uno de los actos que otorgan mayor significación a la vida de las personas, dejando improntas imborrables para su desarrollo intelectual y emocional”, expresó José Carlos Bernal Suárez, secretario general de la Institución, al inaugurar la Feria Nacional del Libro de la BUAP.

En su edición número 34 y segundo año en formato digital, aseguró que el fomento a la lectura es una tarea permanente en la Máxima Casa de Estudios en Puebla, que encuentra en esta feria anual un momento culminante, ya que es un foro para la presentación de diversas obras, diálogos con los autores, conferencias, cuentacuentos y múltiples actividades artísticas y recreativas.

“Como espacio de diálogo, reflexión, propuesta e intercambio, la Feria del Libro contribuye significativamente al cumplimiento de las funciones universitarias, tanto académicas, como de vinculación, y de extensión y difusión de la cultura”.

En representación del Rector Alfonso Esparza Ortiz, Bernal Suárez recordó que desde 1987 la BUAP organiza anualmente la Feria Nacional del Libro, una de las más importantes del país por el número de participantes, editoriales, productos y actividades que la integran. En esta ocasión, debido a la pandemia, se replantearon las formas de interacción para asegurar que siga siendo un punto de encuentro de autores y lectores, además de superar los alcances registrados en años anteriores.

En su intervención, Flavio Guzmán Sánchez, vicerrector de Extensión y Difusión de la Cultura (VEDC), destacó que una de las grandes virtudes de la Institución es la capacidad de adaptarse a los nuevos cambios que vive la humanidad. “Los 18 meses que ha durado el confinamiento nos han servido como un gran espacio de reflexión que nos ha obligado a deconstruirnos o a reinventarnos inclusive. La BUAP, toda su comunidad, no ha dejado de trabajar y ha propuesto nuevas alternativas para la generación y aplicación de conocimiento”.

Muestra de ello es la segunda edición virtual de la Fenali, cuyo cometido es acercar la cultura a todas las personas interesadas. “Hemos cambiado y ahora hacemos alarde de las bondades de nuestra Universidad transmitiendo nuestras actividades a través de la televisión y la radio universitaria”.

La realización de esta fiesta del libro, para posicionar a la cultura como un elemento de la canasta básica de cada ciudadano, no sería posible sin un trabajo coordinado, conocimiento y capacidad de gestión, por lo que Guzmán Sánchez reconoció el apoyo del Rector Alfonso Esparza para la realización de esta edición, cuyo programa va del 30 de agosto al 4 de septiembre.

Durante seis días tendrán lugar más de 40 presentaciones de libros, talleres, cursos, actividades culturales y artísticas. Entre estas las presentaciones de los libros Tres cruces, de Alejandro Paniagua; La democracia no se construyó en un día, de Lorenzo Córdova Vianello y Ernesto Núñez Albarrán; El Círculo, de Antonio Malpica; y Días de tu vida, de Bárbara Jacobs. Así también, la realización de una mesa de poesía, funciones de magia y títeres, talleres de cartonería y pintura, conciertos y los homenajes póstumos a Sandro Cohen y Francisco Haghenbeck.

El titular de la VEDC informó que una de las prioridades de la Institución es dar cabida a los autores de casa, “de tal manera que buena parte del programa está integrado por publicaciones de nuestros académicos. Somos profetas en nuestra propia tierra y nuestra Universidad es la primera en reconocer el valor de su claustro”.

El programa de la 34 Feria Nacional del Libro de la BUAP se podrá visualizar en www.fenali.buap.mx y www.cultura.buap.mx; mientras la programación en vivo por el Facebook de la Fenali (http://www.facebook.com/FENALIBUAP) y de Radio BUAP (http://www.facebook.com/radiobuap969).

Concluye nominación de aspirantes ante la Comisión de Auscultación

Al concluir la nominación a la Rectoría de la BUAP, periodo 2021-2025, ante la Comisión de Auscultación se postuló a seis aspirantes: los académicos Lilia Cedillo Ramírez, Guadalupe Grajales y Porras, Ricardo Paredes Solorio, José Víctor Tamariz Flores, Lilia Vázquez Martínez y Francisco Vélez Pliego, de los institutos de Ciencias, de Ciencias Sociales y Humanidades, así como de la facultad de Administración.

Del 25 al 27 de agosto, los doce integrantes de la Comisión de Auscultación recibieron las nominaciones como aspirantes a la Rectoría de la Institución, para las cuales se manifestaron opiniones de la comunidad universitaria a través medios audiovisuales y escritos en la página web https://eleccionrectoria2021.buap.mx/

La candidatura de la doctora Lilia Cedillo fue respaldada por un total de 54 mil 79 expresiones individuales y grupales. Para la maestra Guadalupe Grajales y Porras, se registraron 127; Ricardo Paredes Solorio, ocho; José Víctor Tamariz Flores, 77; para Lilia Vázquez, 20; y Francisco Vélez Pliego, ocho.

Cada aspirante será entrevistado los días 30 y 31 de agosto, con la finalidad de conocer su interés por el cargo y hacer una revisión de su currículo, respaldado por la documentación oficial correspondiente, así como de su plan de trabajo.

El proceso de auscultación culminará el 1 de septiembre con la declaración de candidatos idóneos, quienes al día siguiente deberán registrarse de acuerdo con la convocatoria publicada el 19 de agosto, la cual establece que el periodo de campaña será del 6 al 17 de septiembre, la jornada electoral el 20 de septiembre, la calificación de la elección el 22 de septiembre y la toma de posesión el 4 de octubre.

El proceso para la elección de rectora o rector de la BUAP consta de dos etapas: auscultación para la nominación de candidatos y auscultación sectorial, a través de la votación directa, secreta, sectorial y electrónica. El padrón electoral está conformado por académicos, alumnos, directores de Unidad Académica y personal no académico, quienes deberán estar incluidos en el padrón final para emitir su voto en la jornada del 20 septiembre de 2021.

La BUAP, primera institución mexicana en construir un detector de partículas desde cero

Imposible de ver a simple vista, las partículas subatómicas son las unidades más pequeñas indivisibles que conforman a los átomos y prácticamente a toda la materia; sólo imaginarlas puede ser complicado si se considera que en un milímetro se pueden alinear hasta 10 millones de átomos, los cuales en agregaciones dan pie a las moléculas compuestas, que a su vez forman células, tejidos, órganos o materiales.

Pero si son invisibles al ojo humano, ¿cómo se pueden estudiar? La respuesta es la Física de Altas Energías o Física Cuántica; sin embargo, no sólo la teoría propone su existencia, hacen falta experimentos que comprueben y verifiquen su comportamiento. Aquí tienen razón de ser los detectores de partículas, capaces de tomar imágenes de estas pequeñísimas unidades.

Captar su paso, localización, rastrear e identificar a las partículas, además de medir su energía y convertir la información en señales (eléctricas) son algunas de las funciones de un detector, instrumentos que investigadores de la BUAP han podido desarrollar desde cero, como parte de su participación dentro del grupo mexicano de científicos del CERN, en Ginebra, Suiza.

Desde 2017, cuando la BUAP construyó un detector de partículas en su totalidad a partir de plástico centellador, la Universidad se convirtió en la primera institución en México en crear un instrumento de este tipo con tecnología desarrollada por universitarios, quienes con materiales de fácil adquisición contribuyeron en uno de los experimentos más complejos del mundo, el Gran Colisionador de Hadrones (LHC), en el CERN.

“Los empezamos a construir en la BUAP desde 2017, de hecho somos la única Universidad en México que los hace desde cero. Hay otros grupos que consiguen donaciones de detectores a partir de otros experimentos y los usan, pero aquí se construyen todos los componentes para formarlos”, aseguró Guillermo Tejeda Muñoz, investigador de la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas (FCFM) y especialista en instrumentación y construcción de detectores.

El también miembro del grupo de Física Experimental de Altas Energías de la FCFM, explicó que al ser uno de los instrumentos más importantes del LHC, el detector de partículas necesita de otros sistemas para operar de forma óptima, entre estos la electrónica, es decir, los circuitos necesarios para extraer la señal de información que indica qué fue lo que se detectó o qué partícula fue vista. Esta tecnología que no es comercial tiene características muy específicas, como la rapidez o la tolerancia a la radiación, por eso debe diseñarse específicamente para estos detectores.

El grupo de Física Experimental de Altas Energías de la FCFM, destacado por su consolidación y participación en proyectos internacionales, lo integran los doctores Arturo Fernández Téllez (fundador), Guillermo Tejeda Muñoz, Mario Iván Martínez Hernández, Mario Rodríguez Cahuantzi e Irais Bautista Guzmán, además de estudiantes de licenciatura y posgrado.

Detectores con sello BUAP

Los detectores que se construyen en la BUAP tienen la peculiaridad de emplear materiales que no son difíciles de conseguir. Los primeros fueron hechos a base de plástico centellador, mientras que los más recientes se crean con placas de cámaras resistivas.

“Estos últimos son de tipo gaseoso y se utilizan básicamente para detectar partículas cargadas. Son relativamente de fácil construcción porque requieren de elementos muy usuales o de fácil acceso”, comentó el doctor Guillermo Tejeda.

Uno de los elementos principales en estos detectores es el vidrio común o convencional, lo que representa una ventaja, pues se pueden construir de forma más rápida y de cualquier tamaño ―en la BUAP se han hecho desde los 20 centímetros hasta los 1.20 metros―, con muy buenos resultados en los experimentos en los que se han utilizado, indicó el investigador.

En cuanto a la construcción y el ensamble esto tiene lugar en el Laboratorio ALICE, ubicado en el Ecocampus Valsequillo, donde hay diferentes áreas para el corte de vidrio, la aplicación de la pintura, impresión 3D, conexión de detectores, además de una zona de pruebas para verificar el funcionamiento que permita obtener los datos experimentales con los que se hará el análisis.

Cámaras de placas resistivas

Respecto a las cámaras de placas resistivas, estas se emplean en detectores gaseosos de rápida respuesta. Constan de superficies paralelas construidas con un material de alta resistividad y separadas por un volumen de gas. En el caso de los detectores de la BUAP, estos tienen tres capas de vidrio separadas por un espacio de un milímetro, que debe ser constante y homogéneo. Una vez terminado, el detector se sella y limpia para hacerle circular gas a través de unos conectores. Al principio se usa argón y después funciona con una mezcla de otros gases.

“Funcionan con un alto voltaje que se aplica por una película oscura que tienen en el interior, la cual es necesaria para crear diferencias de potencia muy grandes. Una de las complicaciones en la construcción de estos detectores es precisamente aplicar esta película porque debe tener principalmente resistividad eléctrica en la superficie. Nosotros hemos producido esta placa resistiva que no es fácil de obtener, no se compra, sino que se tiene que experimentar con diferentes tipos de pintura para lograrla, pero aquí hacemos todo, desde las piezas más pequeñitas, hasta lo más grande, todo para ir armando con precisión los detectores que sirven para los experimentos en el CERN”, explicó orgulloso el doctor Tejeda.

Cómo se capta la imagen

Una vez que el detector se ensambló se prueba cuando una partícula pasa por el área sensible, que es donde está la película oscura, entonces va a ionizar el aire; choca la partícula con una molécula del gas que está circulando y por la diferencia de potencial se crea una avalancha; es decir, de una interacción se crea una pequeña lluvia de electrones. A su vez, esa avalancha de electrones induce una corriente en la superficie donde se ponen electrodos y de esta forma se mide el curso de corriente producido por el paso de las partículas.

“Entonces, entre más partículas pasen, más señales vamos a ver. Estos detectores pueden tener una velocidad de detección de varios kilohertz por segundo por centímetro cuadrado, con una muy buena capacidad, lo mismo que su resolución temporal”, mencionó Guillermo Tejeda.

Otra característica importante del trabajo de este grupo es que no sólo construyen la instrumentación, también leen las señales, las procesan y obtienen datos y estadística con lo que después realizan análisis de la información.

Para el investigador, egresado de la FCFM, estar involucrados en experimentos de alto nivel les permite dilucidar cuáles son los problemas actuales de la Física de Altas Energías, un área donde la exigencia es constante en cuanto a uso de las últimas tecnologías.

“Esto nos permite actualizarnos porque de lo contrario no cumpliríamos con los requerimientos que exigen estos programas, por eso estamos a la vanguardia de la tecnología, desarrollando nuevos protocolos y formas de comunicación más rápidas y eficientes para garantizar mejor información en los detectores y así mejorar las velocidades y los canales para la adquisición de datos”.

Dado que la prioridad en el CERN es la explotación del LHC a su máximo potencial, la importancia de trabajar en la actualización de los instrumentos, como son los detectores, resulta una tarea crucial en la que los físicos y especialistas en electrónica de la BUAP participan de manera activa, pero sobre todo destacada.