Foto: Especial

¿La Iglesia puede meterse en los asuntos del gobierno? En Perú no.

No es sorpresa para nadie que en casi cualquier país del mundo, iglesia y política son prácticamente sinónimos y es que la primera influye mucho en la última y las decisiones que pueda tomar así que no es «normal» que la rama política desafíe esas decisiones o peticiones, como lo hizo el Primer Ministro de Cultura de Perú, Salvador del Solar, cuando en el marco de la ceremonia por los 90 años del Señor de la Amargura se le hizo una «inocente», directa y tajante petición: que el Gobierno prohibiera una supuesta «ideología de género» que se incluyó en el currículo de este año escolar.

Sí, las cosas en Perú están un poco tensas debido a que en el país se ha barajado la idea de inculcar a los niños, desde muy pequeños, la tolerancia hacia quienes no son de su mismo género o tienen otras preferencias sexuales, como los homosexuales, lesbianas y transexuales, entre todos los demás que se desprenden de estos mismos ejemplos para que así, la violencia e incomprensión para este sector de la población disminuya y sea tratada de raíz, desde la educación. Por supuesto que el tema ha causado la indignación de muchísima gente (y otros muchos la han apoyado, por supuesto) que ha salido a las calles a protestar y ha creado el hashtag #ConMisHijosNoTeMetas como forma de expresar y reprochar el que se piense en esta medida que aunque ya está estipulada aún no se pone en marcha debido a todo lo que ha generado, sobre todo en quienes practican la religión católica.

También te puede interesar:Este sacerdote mexicano ofreció una misa con la bandera gay y la gente enfureció
Foto: Especial

De ahí que Javier del Río, Arzobispo del lugar en donde se ofrecía la ceremonia, aprovechó un momento público para lanzar el tema (que nada tenía que ver con el motivo del encuentro) y pedir el rechazo total a esta medida.

«Quería pedirle, señor ministro, que transmita esta confusión que se creó (…) bastaría con una disposición final que diga ‘queda prohibido en todos los colegios introducir la ideología de género‘», dijo Javier del Río ante la multitud.

El político que no cede

Sin embargo, del Solar no se quedó callado y aunque aseguró que el motivo de su visita no era hablar del delicado tema, sí insistió en que la ceremonia le daba la oportunidad de reflexionar y hacer una comparación entre el Señor de la Amargura y la realidad que se está viviendo muchísimos años después de su existencia.

«Lo que veo humildemente y con todo respeto en el Señor de la Amargura es un cristo que carga una cruz, y me pregunto: ¿Quién le puso esa cruz? Se la pusimos nosotros, ¿cómo le pusimos la cruz? Juzgándolo y llevándolo al calvario. Somos nosotros quienes lo juzgamos y lo llevamos al calvario y él con un amor en el que yo no encuentro fronteras, ni encuentro límites, un amor para todos, se sacrifica por nuestros pecados. Les pido con todo respeto y humildad que nos preguntemos a qué personas les ponemos la cruz en nuestra sociedad, ¿a quiénes juzgamos como malos, como equivocados? Cuando Jesús dijo ‘amaos los unos a los otros’ no quiso decir que no se amen los unos a los unos, es decir a los idénticos sino que tengamos un amor sin límites como el del señor de la Amargura que cargó una cruz que nosotros le pusimos…» Dijo el Ministro.

También te puede interesar:Religioso viola a niña de 8 años y su multa son 2 cartones de cerveza

Por supuesto que después de la respuesta del político todos quedaron en silencio, hasta el propio Arzobispo, quien a pesar de no tener la cara más feliz de todas, decidió tampoco entrar en debate luego de que su pedido fuera obviamente rechazado.

Por supuesto que esto también generó muchísimas reacciones en las redes sociales, en donde el video fue compartido casi de inmediato y aunque muchos lo tachaban de «pecador», la gran mayoría decidió darle la razón.