Este es un mensaje de la presidencia de la república… ¿Recuerdas ese incomodo momento justo a la mitad de tu programa favorito? Pues según expertos lo más importante de estos mensajes, en realidad no es lo que dicen los políticos, si no las pinturas colgadas detrás de ellos a la hora de dar un anuncio ¡ay nanita!

¿Pinturas engañosas?

Hemos visto cientos de videos de mandatarios como Barack Obama, Angela Merkel o François Hollande , vaya hasta del presidente Enrique Peña Nieto y hablan desde sus palacios de gobierno o los conocidos «open-house» pero se detienen en algún lugar específico a contestar preguntas a los periodistas, por lo general en esos lugares se puede alcanzar a ver una pintura en el fondo, pues ¡ahí esta la clave!

Te explico, el primer caso en que se dieron cuenta de esto fue en Francia, específicamente en el museo de Louvre de París, en la siguiente foto vemos a Hollande al frente de 2 cuadros realizados por el holandés Rembrandt, pareciera nada, pero en realidad la historia es lo que lo hace interesante, ya que resulta que ambos cuadros pertenecieron a una colección privada durante 130 años  y fueron adquiridos por el Louvre y el museo Rijksmusem de Amsterdam para ponerlos en exhibición. Hablando a nivel de análisis del discurso Hollande pretendería comunicar que es un defensor de la cultura accesible para todos, ¿cómo? Pues sacando las pinturas del acaparamiento de los ricos.

hollande

También te puede interesar: La imagen histórica: Obama en la plaza de la Revolución

Ahora otro ejemplo, viajemos hasta este lado del mundo y analicemos el caso de Barack Obama en uno de los momentos más históricos del 2016, el presidente pisó el suelo de Cuba después de 88 años,  el viaje de Obama pretendía re establecer la tranquilidad entre la isla y E.E.U.U y lo logró, pero, en el histórico momento tmbién hubo una pintura, el cuadro era de Michel Mirabal, un artista contemporáneo cuya obra muestra las banderas de ambos países (estadounidenses y cubanas) pintadas con manos.

La pintura, vista desde el análisis del discurso, fue perfecta, capturó la esencia de la difícil situación que viven los oprimidos por el gobierno de Cuba y por el otro lado, el compromiso de Obama para poner fin al embargo comercial y social que sostenían con este país. Además, a decir de los expertos, cada bandera simula un anagrama visual que sugiere que ambos países son esencialmente inseparables.

obama

Otro caso de los «cuadros subliminales» fue cuando el ex-presidente George W. Bush mostró todo su potencial para manipular la estética a fin de controlar la opinión publica, a principio de febrero del 2003, Estados Unidos promovía la guerra en contra de Irak en las Naciones Unidas, unos funcionarios decidieron colocar una cortina azul a lo largo de un tapiz que colgaba cerca de la entrada del Consejo de Seguridad, justo en el lugar en donde representantes del Departamento de Estado solían dar ruedas de prensa.

El tapiz era una versión de una de las pinturas más desgarradoras de Picasso, el Guernica, por lo que para muchos, el espíritu de la obra iba en dirección contraria a la agresiva política exterior de Estados Unidos en ese momento y es que aquélla frase de «todo comunica» es totalmente cierta.

También te puede interesar: El arte y la muerte, una conexión inevitable
guernica
El Guernica